Casa de Zamora en La Habana celebra su aniversario con la presencia del Cónsul, también zamorano, Marco Peñín.

La celebración, a la que asistieron cerca de 300 personas, tuvo lugar en el patio colonial de la Casa-Museo ‘Alejandro de Humbolt’ en el Centro Histórico de la Ciudad, y estuvo presidida por la titular de la Colonia Zamorana y de la Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesas de Cuba (Ascyl), María Antonia Rabanillo, quien pronunció las palabras centrales de la actividad.

“Hoy celebramos 17 años de la inauguración de la Casa de Zamora, cedida por la Oficina del Historiador de la Ciudad gracias al empeño del doctor Eusebio Leal, así como también de Emilio Roncero, de la Diputación de Zamora y del entonces presidente de la Colonia, Sergio Rabanillo. Esta casa nos ha permitido unir a la familia zamorana y trabajar en la atención de los niños, jóvenes y adultos mayores, y que el cuerpo de baile se hiciera profesional en el amor a la sociedad, a los jóvenes, las mujeres, la cultura y el deporte, y que en sus talleres, conferencias, concursos y actividades culturales desplegaran una encomiable actividad. Hoy es un día  de gran satisfacción, pues aumentó la familia zamoran: el cónsul Marco Peñín, nacido en la provincia que representamos, nos acompaña”, momento en que solicitó del cónsul que dijera unas palabras.

Después de saludar a los participantes, el cónsul español habló sobre el trabajo que se realiza a diario en la Embajada y el Consulado General de España en Cuba -donde brindan atención a 148.000 españoles residentes la Isla- así como la mejoría prevista en los servicios con la construcción de un nuevo edificio para el Consulado General en La Habana y la apertura de un Consulado de Carrera en Camagüey. Dijo asimismo sentirse orgulloso de sus orígenes zamoranos en Fuentesuco, así como de poder participar en una actividad organizada por una sociedad centenaria como es la Colonia Zamorana de Cuba, entidad de la que destacó su intenso trabajo cultural y de mantenimiento y promoción de las tradiciones. “Vosotros sois la memoria y la historia de los zamoranos en Cuba”, concluyó.

Fue presentada al colectivo la Señorita Zamora 2019, Ariadne Miret Ortega, biznieta de emigrante zamorano de Fuentesuco, de 21 años de edad y estudiante de 4º año de Medicina, elegida el pasado 14 de diciembre en la última junta directiva del año de la Colonia Zamorana de Cuba.

La parte artística estuvo a cargo del grupo de danza Añoranza Zamorana, así como de la soprano Laura Ansorena y su grupo musical (piano-violín y percusión) con números del género lírico y popular y la conducción de Dalia A. Cruz. La actividad finalizó con una merienda de confraternidad.

 La emigración castellana y española a Cuba se produce fundamentalmente hasta la segunda década del siglo pasado cuando comienzan las dificultades económicas en la isla. dicha emigración afectaba la unión de las familias, una de las soluciones para generar mecanismos para facilitar trinufar en tierras desconocidas, era la formación de asociaciones regionales, locales o nacionales en dependencia de la cantidad de emigrantes en la zona de acogida.

Ubicación

La colonia mantiene excelentes relaciones con la Diputación de Zamora y la Junta de Castilla y León. Actualmente cuenta con más de 792 asociados, de ellos 40 nacidos en Zamora.

Hoy la colonia Zamorana de Cuba tiene su sede en Muralla No. 73 entre Oficios y Mercaderes en la Habana Vieja.

Aquí encontrarán a los descendientes de los que un día viajaron a Cuba a finales del siglo XIX y principios del siglo XX procedentes de Zamora provincia, la mayoría de ellos para no volver.

Objetivo

Desde su creación ha tenido como objetivos esenciales ayudar a los socios y en especial, a los emigrantes. Esta ayuda ha consistido en brindar asistencia social y médica así como económica si se requiere por los asociados. Desde el punto de vista de recreación desde su creación la Colonia a realizado y celebrado diversas actividades tales como: «Un día en Castilla´´, el aniversario de su fundación y el día del emigrante.

En la década de los años noventa se produce un incremento en la vida social de la colonia y se incorporan hasta nuestros días las peñas Zamoranas con conferencias sobre la emigración castellana y la historia de la Colonia, exhibición de videos sobre temas culturales de la provincia, charlas sobre tercera edad, elección de señorita de la provincia y sus damas, fiesta infantil, concursos de dibujos y cuento infantil, concurso sobre comunidades castellanas y zamoranas; misa por el Día de los Fieles Difuntos, entrega anual de donaciones de ropa, calzado y juguetes recibidos de la provincia de Zamora para los socios y sus hijos, acceso a la biblioteca con literatura infantil y para adultos, celebración del día de las Madres y Padres(fiestas o regalos) y actividades relacionadas con el Panteón.


Deja un comentario