InicioEspañoles de CubaEspañoles de Cuba, los hermanos Iznaga

Españoles de Cuba, los hermanos Iznaga

Date:

Del autor

Tiempos turbulentos: Fernando VII, Carlos IV y Bonaparte

-Por Emilio Acosta Ramos A principios del siglo XIX la...

La Hispanidad empieza en Cuba

entre otros valores, Cuba encabeza el sentimiento de Hispanidad, porque se lo ha ganado

IV – Trasfondo histórico de la cuestión puertorriqueña

En 1897 el movimiento autonomista en Puerto Rico pudo lograr que España finalmente le concediera a la isla una Constitución propia, la Carta Autonómica

Descolonizar Cuba

los pueblos como el cubano son en esencia sociedades europeas trasplantadas a otro clima, otra latitud y longitud

El Museo Nacional del Prado celebra su 203 aniversario

Foto: Trampantojo creado por el grafitero DiegoAS. Foto ©...

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

  1. Estos escritores al servicio del sistema castrista son increibles.
    Habla, la autora, de leyenda de los hermanos Iznaga, creadores de los famosos torre y pozo, y habla de disputas entre los hermanos y acaba con la moraleja comunista sobre la «prepotencia y orgullo de esta familia esclavista».
    No señores, no, la leyenda lo que dice es que fue una disputa entre los dos hermanos, para demostrar a la mujer amada (la misma por los dos) quien tenía un mayor sentimiento por ella. Se trata, simplemente, como tantas leyendas cubanas, de una leyenda de AMOR.
    Esa palabra no cabe en el vocabulario comunista, parecen olvidarse, por ejemplo, de Frederick Lewis «Freddy» Demuth (fundador del Partido Laborista británico), hijo habido entre la criada (si los reivindicadores del proletariado tenían criada) Helen Demuth y Carlos Marx. ¿O es que eso no fue amor?

  2. Estos escritores al servicio del sistema castrista son increibles.
    Habla, la autora, de leyenda de los hermanos Iznaga, creadores de los famosos torre y pozo, y habla de disputas entre los hermanos y acaba con la moraleja comunista sobre la «prepotencia y orgullo de esta familia esclavista».
    No señores, no, la leyenda lo que dice es que fue una disputa entre los dos hermanos, para demostrar a la mujer amada (la misma por los dos) quien tenía un mayor sentimiento por ella. Se trata, simplemente, como tantas leyendas cubanas, de una leyenda de AMOR.
    Esa palabra no cabe en el vocabulario comunista, parecen olvidarse, por ejemplo, de Frederick Lewis «Freddy» Demuth (fundador del Partido Laborista británico), hijo habido entre la criada (si los reivindicadores del proletariado tenían criada) Helen Demuth y Carlos Marx. ¿O es que eso no fue amor?

Deja un comentario