InicioFirmasEspaña: El coronavirus y las matemáticas del gobierno

España: El coronavirus y las matemáticas del gobierno

Date:

Del autor

Farewell Míster Gene Sharp, wellcome back, Marx

Los métodos de lucha no violenta solo son efectivos cuando el oponente es un gobierno que depende de manera decisiva del apoyo de un segmento de la opinión pública, sea nacional, o internacional.

V – Las Comunidades autónomas y la Unión Europea

la UE provee a las regiones de Estados descentralizados la responsabilidad y los recursos económicos necesarios

Médicos cubanos al rescate del Sistema de salud en España

El Gobierno aprobó este mecanismo exprés este noviembre con el que aspira a mitigar moderadamente algunos de los problemas.

Sylvie, obra icónica de Öyvind Fahlström, en el Museo Reina Sofía

Madrid, 2 de diciembre de 2022. Querida Ofelia, El Museo Reina...

-Por Gonzalo Alba Beteré

LAS MATEMÁTICAS DEL GOBIERNO


Para la izquierda, todo se reduce a números, a grandes números. Nosotros, uno a uno, sólo somos infinitésimas partes de un todo, que es la masa. Siempre gobiernan en base a totales. Supuestamente defienden los derechos colectivos del pueblo, siempre a costa de no contemplar los derechos del individuo. Sumemos eso a que, para la práctica totalidad de partidos, no somos personas, sino votantes. Eso significa que nos ven por la calle y no ven ciudadanos españoles que tienen diariamente sus problemas, sus circunstancias, sus reivindicaciones… No, sólo ven potenciales votantes. Y como sólo somos votantes cada cuatro años, sólo nos hacen caso cada cuatro años, en que nos prometen el oro y el moro y luego vuelta a empezar, y si te he visto no me acuerdo.

Y los números se pueden expresar mediante ecuaciones. La ecuación que el Maquiavelo español, Iván Redondo, aconseja al gobierno que sea su regla de oro en estos momentos es ésta tan simple:

CRUDA REALIDAD=ODIO+IDEOLOGÍA+ENGAÑO

Me explico. La pérdida de votos que sufriría el gobierno porque la gente bajo su mandato está sufriendo en sus carnes una situación tremenda (CRUDA REALIDAD), debe amortizarse sembrando el ODIO (la derecha tiene la culpa de todo por sus recortes, Franco es culpable por su diseño de la Seguridad Social y las mutuas, Abascal y Casado son los que ponen palos en las ruedas del gobierno a la hora de gestionar esta crisis, etc), sembrando IDEOLOGÍA (haciendo suyas y solo suyas banderas como la feminista al permitir el 8M, reivindicando que es un anacronismo que aún exista sanidad privada o concertada, anunciando que la propiedad privada puede dejar de serlo si el gobierno lo considera necesario, etc), y sembrando ENGAÑO (las ruedas de prensa de Sánchez y los ministros son la prueba de ello, la compra de las opiniones de los medios por 15M en subvenciones también, el no admitir preguntas más que pactadas en sus comparecencias, responder saliendo por Antequera echando las culpas a todos menos a ellos, los campañas en redes sociales apoyadas en millones de bots -usuarios fantasma- en las que se obvian los errores del gobierno, etc).

O sea, que utilizando de manera adecuada el odio a la derecha, la brecha ideológica y engañando, tampoco será tanta la pérdida de votos y de apoyos del actual gobierno socialista/comunista. Esta es la estrategia de Iván Redondo y el gobierno. Es decir: vamos a impedir que la gente vea la cruda realidad mostrándole otras cosas más cerca, poniéndole gafas progres en los ojos y altavoces propagandísticos en las orejas. ¿Qué se me han muerto cuatro familiares o conozco a personas que han sufrido un ERTE? La culpa es de Europa, de la derecha salvaje, de la sanidad privada, del poco apoyo institucional de la derecha, del capitalismo salvaje del mercado chino, o del sursum corda. Pero nunca nuestra, eso no.

Y aletargando así a la sociedad, sedándola, un día, después de varios meses de confinamiento, después de haber causado la ruina del país, y después de decenas de miles de muertos, abriremos las puertas de nuestras casas, entrarán a recoger los cadáveres y encima nos dirán: “este gobierno de progreso ha solucionado la crisis, veis cómo teníamos razón?”. Les da igual que la parte izquierda de la igualdad (la CRUDA REALIDAD, los muertos, la ruina) sea extrema, porque habrán atizado con toda su artillería el fuego del ODIO, de la IDEOLOGÍA y del ENGAÑO.

Lo más triste de todo, y es lo que haría un gobierno decente, en vez de tanta artimaña de propaganda, estrategia y engaño, sería hacer lo más simple: tratar que la realidad no sea tan cruda, con una previsión adecuada del problema, anteponiendo los intereses de la población a su propio interés electoralista, creando equipos de gobierno capaces y preparados para afrontar el problema, dejando la gestión en manos de expertos y no de políticos, etc… O sea, reducir la parte izquierda de la ecuación.

Efectivamente, lo más sensato y lo que hubiera ahorrado vidas hubiera sido tan simple como gestionar bien la crisis y que la ecuación, en vez de ser del tipo 20.000=10.000+3.000+7.000, hubiera sido 200=100+30+70. Y nos habríamos ahorrado muchas vidas y muchos miles de millones de euros.

Pero para eso hubiera hecho falta que no fueran tan ineptos, tan revanchistas y tan inútiles, y hubieran tenido sentido común, sentido de Estado y patriotismo, que nunca ha tenido este gobierno bolivariano.

Viva España

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

Deja un comentario