¿Pero qué ha pasado en Bolivia?

¿Por qué miembros del cuerpo diplomático español han ido buscando a exministros de Evo Morales que estaban asilados en la embajada de México en La Paz, acusados por la justicia de su país, entre otras cosas, de narcotráfico; y creyeron poder sacarlos de dónde estaban así por las buenas; y luego de ponerse agresivos, se dieron a la fuga?

¿Por qué los miembros de ese cuerpo diplomático español iban armados y encapuchados?

¿Por qué se atrevieron a violar la soberanía boliviana y encima con métodos chapuceros y mafiosos que los dejan peor de lo que ya están?

Vayamos un poco para atrás:

Luego de más de una década de tiránico gobierno, Evo Morales, en las últimas elecciones, estaba perdiendo. Sin embargo, mandó parar el recuento electoral, dizque por sospecha de irregularidades, y oh, milagrosamente, cuando lo reanudó, empezó a ganar por enésima vez. Estilo Chávez. Pero esta vez, buena parte del pueblo boliviano dijo basta, y fue a por todas. Y Evo no tuvo mejor idea que irse a México, pues por y para algo ha estado aliado durante años con los narcos mexicanos. Y es que no se entiende el Foro de Sao Paulo (del cual Podemos es arte y parte) sin la financiación proveniente del petróleo y la droga. El petróleo lo pone en bandeja Venezuela (para la cual trabajó Juan Carlos Monedero, sin el cual Podemos no se entiende) mediante el Cartel de los Soles que, con Diosdado Cabello a la cabeza, «gobierna» bajo la batuta del G2 cubano.

Diosdado Cabello que, por cierto, habla de «brisas bolivarianas» como si tal cosa. Ya ni se molestan en disimular, y ellos se ufanan de destruir Chile, entre otros. Claro que para ellos, lo que pasa en Chile es algo «popular y espontáneo» mientras que lo que pasa en Bolivia es un «golpe de estado». La misma cara dura y estafa ideológica de siempre, tal y como denunciamos antier:

Y así, el nuevo gobierno boliviano salido de este proceso, tendrá todos los defectos del mundo, pero lo cierto es que sigue el camino de ir a por todas, y ya está empezando a sacar información acerca del dinero que han robado al país destacados cabecillas de Podemos, con nombres y apellidos. Y todavía no hemos visto nada. Quedan muchas alfombras por levantar. Y es por eso que la izquierda española, hipócrita y burguesa (frente a una «derecha» que durante años se lo ha facilitado todo, que todo hay que decirlo…), está muerta de miedo; porque sabe que esa información puede ser el principio del fin de su dizque impunidad.

Ojo que esto no es nuevo. Un servidor vivió seis años en Perú y, tratando en la enorme ciudad de Lima con gentes de los países vecinos, los tejemanejes progres ibéricos eran vox populi en la región; lo que pasa es que, con todo y con eso, la caja de los truenos la guarda Venezuela a buen recaudo. Pero lo de Evo Morales no estaba en el guión.

Sí está en el guión, sin embargo, el papelón de personajes siniestros como Zapatero y Baltasar Garzón, siempre de la mano de chavistas, kirchneristas, correístas y demás gente de malvivir.

La pregunta que me surge, sin embargo, es: ¿Está chantajeando Pedro Sánchez a Pablo Iglesias o es al revés? Porque todavía no se forma un «gobierno estable» en España y con estos elementos, es como para echarse a temblar.

Y tienen razón los bolivianos cuando hablan de robo y de colonialismo ideológico. Pero no se olviden nuestros hermanos hispanoamericanos que España es la primera víctima de todo esto: Que España está colonizada por kirchneristas argentinos y chavistas venezolanos, entre muchos otros, que están interviniendo directamente en su política y economía. Es por ello que un servidor insiste en la importancia de una geoestrategia y geopolítica hispana; porque los enemigos de nuestra libertad y nuestra cultura actúan como un solo hombre y nos ven como el mismo cuerpo con distintos miembros para apoyarse en entes multimillonarios como los dirigidos por George Soros, entre otros; justo en este bicentenario de la ruptura violenta y traumática de la Monarquía Hispánica. Una fecha providencial.

Y no, no estoy proponiendo restaurar estructuras del pasado; sino que insisto: Veamos cómo el PRI mexicano o la Revolución Cubana no pudieron asentarse sin rojos ibéricos, al igual que Podemos ha ido a Venezuela, Bolivia y Ecuador para foguearse (y se están tomando también Nicaragua)… Si los amantes de la tiranía aprovechan la evidente conexión cultural, psicológica e histórica para unirse, ¿no es hora ya de que nos unamos los que queremos el bien común de nuestros pueblos, afines en idioma e idiosincrasia?

Habrá que superar muchas contradicciones y diferencias, no será fácil; pero es hora de actuar. Brasil está en ello y Bolivia recién empieza. Y esto nos recuerda que una de las fallas de nuestros países en nuestros contemporáneos tiempos fue el no haber creado una Comunidad Iberoamericana efectiva y que, sin embargo, España y Portugal entraran en la Unión Europea a las prisas y por la puerta de atrás.

Ya sabemos cuál es la verdadera cara del narcosocialismo que amenaza a toda Hispanoamérica y a toda España. Ya sabemos qué es lo que no hay que hacer. Vayamos a lo que hay que hacer, que el tiempo apremia.

Bolivia, ve a por todas, a por ellos, que muchos españoles te lo vamos a agradecer.

¡Y unámonos de una vez por nuestros valores para afirmarnos como hispanos orgullosos y libres, con voz y voto en la globalización del siglo XXI!

3 COMENTARIOS

  1. Aprueben los españoles de verdad una Ley de nacionalidad mas integral como promueve la senadora Sara Villa y ya verán como se les acaba al momento todos sus planes.

Deja un comentario