InicioCartas a Ofelia El formato original de Mercurio y Argos de Velázquez en el Museo...

 El formato original de Mercurio y Argos de Velázquez en el Museo del Prado

Date:

Del autor

Sylvie, obra icónica de Öyvind Fahlström, en el Museo Reina Sofía

Madrid, 2 de diciembre de 2022. Querida Ofelia, El Museo Reina...

Margarita Rita Rica Dinamita en el Museo Reina Sofía

Foto: Ceremonia de Amor y Paz en Kaminal Juyú....

Tiempos turbulentos: Fernando VII, Carlos IV y Bonaparte

-Por Emilio Acosta Ramos A principios del siglo XIX la...

La Hispanidad empieza en Cuba

entre otros valores, Cuba encabeza el sentimiento de Hispanidad, porque se lo ha ganado

IV – Trasfondo histórico de la cuestión puertorriqueña

En 1897 el movimiento autonomista en Puerto Rico pudo lograr que España finalmente le concediera a la isla una Constitución propia, la Carta Autonómica

Ilustración: Mercurio y Argos (Original sin añadidos con marco en sala 15 A) Velázquez Madrid, Museo Nacional del Prado

Madrid, 30 de noviembre de 2022.

Querida Ofelia,

Mercurio y Argos, una obra de Velázquez que decoró el Salón de los Espejos del Alcázar de Madrid, el espacio protocolario y representativo más importante del mismo, recupera ahora el sentido de la composición ideada por su autor gracias a un nuevo marco que enmascara en su interior los añadidos y mejora la visualización de la escena, apoyado por American Friends of the Prado Museum gracias al patrocinio de la Fundación American Express, contribuyendo al mejor entendimiento de la obra por parte del público.

Para Miguel Falomir, Director del Museo Nacional del Prado, “el apoyo y colaboración de entidades como la Fundación American Express y American Friends of the Prado Museum hacen que el Prado se enriquezca poniendo en valor el marco como un elemento fundamental para el correcto visionado de las obras”.

Añadidos históricos a Mercurio y Argos de Velázquez.

En el siglo XVIII la obra sufrió un añadido que consistió en una banda de unos 25 cm que recorre todo el extremo superior, y otra más estrecha, de unos 10 cm, en el inferior. Esta operación se repitió en varias obras más destinadas a decorar el llamado Palacio Nuevo, recién construido, y tenía como objetivo adecuar las dimensiones de las pinturas a su nuevo contexto decorativo. En el caso de Mercurio y Argos, alteró la lectura formal de la composición, cuyos personajes invadían de manera más decidida el primer plano. Incluso alguno de ellos se proyectaba hacia el espacio del espectador, como ocurre con Argos, cuya rodilla rebasa el espacio ilusorio del lienzo.

Un nuevo marco

El objetivo ha sido recuperar el formato original a través del marco sin intervenir en la pintura, y así devolver el sentido de la composición ideada por Velázquez. Para ello se han estudiado diversos modelos de marcos de época para, finalmente, encargar una reproducción según marco español de finales del siglo XVI- mediados del siglo XVII, tomando como modelo uno perteneciente al Museo, en concreto el marco de la obra de El caballero de la mano en el pecho del Greco. Un moldura sobria y elegante que encaja en época y estilo con la pintura, a la vez que enmascara en su interior estos añadidos. La realización material del marco corresponde al artesano José Manuel García.

Esta proporción nueva de la pintura constituye un gran avance ya que se consiguen unos detalles y matices que la aproximan sensiblemente al momento de su creación con gran certeza y precisión.

En palabras de Tomás Fernández, Director Financiero de American Express España: “Estamos encantados de poder participar en este proyecto tan innovador donde el Museo del Prado nos permite poner nuestro granito de arena en la conservación de obras tan relevantes como Mercurio y Argos o Las Hilanderas de Velázquez el año pasado. También queremos agradecer a American Friends of the Prado Museum por el excelente trabajo realizado en este proyecto y su misión filantrópica a favor del Museo del Prado”.

Christina Simmons, Executive Director American Friends of the Prado Museum, agradece enormemente la generosidad y sensibilidad de American Express Foundation por su implicación en este importante proyecto, que aúna la voluntad de dos instituciones en su afán de apoyo al Museo del Prado. Del mismo modo, manifiesta su reconocimiento por esta colaboración cuya finalidad es ofrecer apúblico un mejor conocimiento de estas obras, al tiempo que contribuir a su presentación y conservación.

Enmarcando el Prado

Enmarcando el Prado es una iniciativa de gran importancia para el Museo Nacional del Prado que nace en 2019 abordando como primera necesidad una de las obra singulares del Prado, Las Hilanderas de Diego Velázquez.

Las hilanderas de Velázquez

El cuadro de Las Hilanderas sufre una readaptación en el siglo XVIII, se amplía su tamaño original en todo su perímetro. Esas alteraciones influyen en la correcta lectura del contenido, percibiendo la escena del fondo mucho más alejada. Siguiendo un criterio de conservación, el objetivo del proyecto se centra en recuperar el tamaño original de la pintura para su adecuada comprensión, sin realizar ninguna intervención directa sobre la obra.

Con esta idea se crea un sistema de enmascaramiento que no dañe la obra, una estructura panelada que pueda ocultar los añadidos posteriores y, sobre ella, un falso marco que encierra la imagen y cumple con las funciones de uno real en todos sus aspectos.

El diseño y realización de la estructura corre a cargo de Myriam Rubio y la empresa Prasur, y el del marco por el artesano José Manuel García. Para ello se utilizan diseños realizados por el propio Museo, según modelos de marcos lisos del siglo XVII españoles.

Hipomenes y Atalanta de Guido Reni

Con motivo de la reciente restauración de la pintura, se aborda la realización de un marco, que de igual manera que el anterior, enmascare añadidos de formato posteriores y recupere una visión correcta del formato de la pintura original. En este caso, en la zona inferior y lateral izquierdo, con un máximo de ocultamiento de 13 centímetros. El marco seleccionado es un modelo italiano del siglo XVI, diseñado por el propio Museo según modelos de marcos italianos de finales del siglo XVI[1]principios del XVII, acorde con el estilo de la pintura y con un perfil que permite ocultar los añadidos. La realización material del marco corresponde al artesano, Juan Carlos Fernández (Heredero de Crispín).

Tablas del Maestro de Sopetrán

Por último, se han seleccionado dos tablas que presentaban una enmarcación incorrecta a nivel de conservación. Con el paso del tiempo el marco actual se ha alabeado, poniendo en peligro la integridad de las pinturas. Con el fin de liberarlas de esta deformación, se han realizado sendos marcos de época, siguiendo modelos de marcos del siglo XV, estructuralmente estables y sin alabeos. En este caso el modelo de marco utilizado ha sido otra pieza perteneciente al Museo, el marco original de la tabla Cristo Varón de Dolores de Juan Sánchez de San Román. La  realización material del marco corresponde al artesano, Eufemio Simón (Artesanías Simón).

La importancia del marco

El Museo del Prado atesora una colección de marcos amplia y heterogénea, tanto en técnicas como en estilos artísticos, desde el siglo XIII al XX. Por este motivo los marcos están en constante revisión y cuidado siendo parte fundamental de la presentación de las obras de la colección.

Se trata de un objeto con valor artístico en sí mismo, pero siempre ligado a la obra que enmarca con la que mantiene un dialogo constante y fluido. A lo largo de la historia, los marcos han ido variando con el devenir de los estilos artísticos, llegando a conformar verdaderas obras de arte. Entre sus múltiples funciones destacan la de proteger y sustentar la obra, aportar color y luz e incluso, dar información sobre lo representado en la pintura.

Durante mucho tiempo han sido olvidados, pasando a ser un elemento secundario y meramente decorativo. Desde el Museo del Prado llevamos años apostando por su puesta en valor y, en consecuencia, por la mejora en la visión de las obras que enmarcan. En los últimos años el Museo ha realizado, y sigue realizando, un gran esfuerzo por estudiar a fondo su colección de marcos, sin duda de gran interés. Para ello se han puesto en marcha varios mecanismos de estudio que ayudan a completar toda la información de las piezas. Trabajos de fotografiado, medición y siglado de todas las piezas, registro y documentación, creación de una base de datos completa con la catalogación de cada marco incluyendo datos de estilo, datación, fabricación, autoría, técnicas, procedencia o bibliografía entre otros. Conservación y restauración de las piezas, junto con la documentación de los procesos. Estudios analíticos no invasivos. Readaptaciones y búsquedas de marcos de época para nuevas adquisiciones y mejoras de los existentes en la colección permanente… y una multitud de programas con el fin de conocer y revalorizar la colección.

AMERICAN FRIENDS OF THE PRADO MUSEUM

Es una entidad estadounidense sin ánimo de lucro, cuya misión es apoyar al Museo del Prado en España y fomentar un mayor conocimiento de sus colecciones en Estados Unidos a través de una gran diversidad de proyectos cuyos ejes centrales son:

1. Fortalecer el vínculo entre el Museo del Prado y Estados Unidos. Con iniciativas como las tres ediciones de la exposición al aire libre de reproducciones de obras maestras del Museo en el estado de Nuevo México, así como la entrega de material didáctico destinado a 130 colegios. Estas acciones han llevado el Museo del Prado a más de 200.000 personas.

 2. Conservación. Destacan la donación al taller de restauración del Museo de la cámara Apolo de Infrarrojos, la contribución a la restauración de La Anunciación de Fra Angelico e igualmente a un nuevo enmarcado para Las hilanderas de Velázquez. Asimismo, ha contribuido en la remodelación de la Galería Jónica de Esculturas.

3. Publicaciones de catálogos en inglés. Marinus, Painter of Reymerswale, Sofonisba Anguissola and Lavinia Fontana. A Tale of Two Women Painters, Velazquez’s Philip III, y Bosch gallery guide.

4. Enriquecer las colecciones del Prado. American Friends ha donado al Prado Retrato de Felipe III de Velázquez y el retablo Santo Domingo, Santa Marta y San Pedro Martir de Borrssà y ha depositado las obras Cristo Resucitado de Giulio Clovio y el Buste de Femme 43 de Picasso.

American Friends anima a particulares y entidades de EEUU a colaborar con este proyecto de mecenazgo mediante membership o donaciones a través de su web afpradomuseum.org.

AMERICAN EXPRESS FOUNDATION

La Fundación American Express financia organizaciones sin ánimo de lucro cuyas actividades tienen como objetivo preservar y mantener lugares históricos únicos para el futuro, o las que realizan actividades educativas para formar una nueva generación de líderes internacionales, o las que trabajan con las comunidades para fomentar el servicio comunitario .

Velázquez pintó Mercurio y Argos hacia 1659.

La diosa Juno envió al pastor Argos, “el de los cien ojos”, a vigilar a Io, la bella ninfa a quien Júpiter, su esposo, había seducido y a la que luego había convertido en vaca para aplacar los celos de su mujer. Más tarde, Júpiter encargó a Mercurio, aquí con sombrero alado, que robara la vaca, y para lograrlo durmió a Argos con el poder ilimitado de su música. Esta obra, una de las últimas que pintó Velázquez, decoraba el Salón de los Espejos del Alcázar de Madrid.

En el siglo XVIII la obra sufrió un añadido que consistió en una banda de unos 25 cm que recorre todo el extremo superior, y otra más estrecha, de unos 10 cm, en el inferior.

Este añadido alteró la lectura formal de la composición, cuyos personajes invadían de manera más decidida el primer plano. Incluso alguno de ellos se proyectaba hacia el espacio del espectador, como ocurre con Argos, cuya rodilla rebasa el espacio ilusorio del lienzo.

El nuevo marco, una reproducción según marco español de finales del siglo XVI- mediados del siglo XVII, apoyado por American Friends of the Prado Museum gracias al patrocinio de la Fundación American Express, contribuye al mejor entendimiento de la obra realizada por Velázquez enmascarando la ampliación, pero conservándola, ya que se trata de una intervención histórica que no se debe perder.

Un gran abrazo desde nuestra querida y culta España,

Félix José Hernández.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

Deja un comentario