-Por Gonzalo Alba Beteré

El coronavirus ha llegado a Europa. En varios paises europeos, incluída España, se han detectado casos, y hasta el momento cuatro muertes, una en Francia y tres en Italia. Pero en Italia ya se ha desatado el caos: 200 casos, 35.000 personas en aislamiento, y una alarma general que ha hecho que se cancelen eventos empresariales y deportivos, y que probablemente harán que ciudades tan importantes como Venecia sean declaradas en cuarentena.

Este virus, del que no está claro si tiene un origen natural o artificial, se extiende de forma pandémica. Hay personas afectadas pero que no presentan síntomas, por lo que no se les ha impedido viajar y ponerse en contacto con otras personas a los que han podido transmitir el virus. Ese trámite de tomar la temperatura a los pasajeros de vuelos es absolutamente inútil, y sólo sirve para detectar enfermos con síntomas, pero no a quien lleva el virus de manera silenciosa.

No hay quien lo frene. Y se extenderá por España, de eso no hay duda. Sólo hay que leer las declaraciones del máximo representante de la Organización Mundial de la Salud. No es un virus mortal en personas sanas, pero sí puede serlo en personas que ya arrastran complicaciones respiratorias o cardíacas.

Mientras todo esto ocurre, el PRESIDENTE y el VICEPRESIDENTE de España, ¿qué hacen? Los máximos responsables de nuestro pais callan, prefieren dedicar su tiempo más a la muerte (aprobando la ley de eutanasia) que a la vida. Prefieren atender SUS necesidades urgentes, que son ganar el apoyo de vascos y catalanes bajándose los pantalones ante independentistas y filoterroristas que atender la preocupación que millones de españoles sentimos ante la propagación de esta enfermedad.

Expliquen a la sociedad cuál es la situación. Expliquen qué medidas de prevención existen. Expliquen si las mascarillas son útiles o no; si un adecuado plan de alimentación puede reducir la fuerza del virus; expliquen qué sintomas deben alertarnos y cuándo debemos requerir atención sanitaria; expliquen cuáles son los efectos de la enfermedad; expliquen qué medidas preventivas y paliativas están poniendo en marcha a nivel nacional.

Son ustedes, los dos, unos IRRESPONSABLES. No saben gestionar una crisis ni una urgencia nacional. No gobiernan para los españoles, sino para disfrutar ustedes mismos de las prebendas del poder. Atiendan las necesidades de los españoles de una puñetera vez y cumplan con su deber, o váyanse. Están jugando con la vida de cientos de españoles, quizás de miles.

Y España no puede tener a su timón a dos irresponsables. Por eso pido su DIMISIÓN antes de que todos los españoles suframos las consecuencias de sus actos, sus omisiones, sus negligencias y sus traiciones.

Váyanse. Váyanse bien lejos, antes de que sea demasiado tarde. Compartid y que se enteren. Queremos gobernantes, no vividores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí