InicioHispanidadEl auto-odio como forma de mantener a la Hispanidad desunida

El auto-odio como forma de mantener a la Hispanidad desunida

Published on

Francisco Núñez del Arco, historiador quiteño y uno de tantos de nuestra cabecera, diserta en esta ocasión sobre las herramientas psicológicas utilizadas para mantener con la cabeza baja a los pueblos hispánicos. La mentira ahistórica no es sólo una cosa utilizada por las potencias rivales de España, sino que es algo inoculado cual virus en las personas que desde Europa a América forman una koiné mucho más sólida de lo que se piensa. El problema no es lo que otros, por intereses, digan de nosotros; el problema es que lo hayamos interiorizado como si fuera un tatuaje de nuestras respectivas almas, teniendo por bandera el complejo de inferioridad y negándonos un futuro por mor del desconocimiento de nuestras capacidades.

Pasen y vean:

Latest articles

¡La batalla cultural comienza! María Herrera entrevista a Agustín Laje (2)

Ayer anunciábamos la presencia de Agustín Laje en los Encuentros de Actúa Familia (1),...

¡La batalla cultural comienza! María Herrera entrevista a Agustín Laje

El objetivo de la batalla cultural es la lucha por el poder... ¿Podemos ganar...

De Bolívar al comunismo (pasando por el chavismo)

Invitado por el divulgador venezolano Efraín Jorge Acevedo (1) y codo con codo con...

La camiseta de Maradona

Por más títulos que haya ganado el Sevilla enhorabuena a partir del Año de...

Más de la categoría

El Gobierno canario ayudó a 29 descendientes de emigrantes en Cuba en situación de necesidad

Se trata de personas de avanzada edad con serios problemas de salud

El Gobierno canario subvencionará la atención sanitaria a un total de 1.211 canarios residentes en Venezuela

ayudas para la atención sanitaria de las que se beneficiarán un total de 1.211 canarios residentes en Venezuela

Castilla y León: la Junta oferta 5 becas

La Junta financia cinco becas para que castellanos y leoneses en el exterior realicen estudios de postgrado en la Comunidad