InicioHistoria¿Cómo se decidió la quema de Bayamo?

¿Cómo se decidió la quema de Bayamo?

Date:

Del autor

Farewell Míster Gene Sharp, wellcome back, Marx

Los métodos de lucha no violenta solo son efectivos cuando el oponente es un gobierno que depende de manera decisiva del apoyo de un segmento de la opinión pública, sea nacional, o internacional.

V – Las Comunidades autónomas y la Unión Europea

la UE provee a las regiones de Estados descentralizados la responsabilidad y los recursos económicos necesarios

Médicos cubanos al rescate del Sistema de salud en España

El Gobierno aprobó este mecanismo exprés este noviembre con el que aspira a mitigar moderadamente algunos de los problemas.

Sylvie, obra icónica de Öyvind Fahlström, en el Museo Reina Sofía

Madrid, 2 de diciembre de 2022. Querida Ofelia, El Museo Reina...

El Imparcial de Trinidad, en un artículo sobre el incendio de Bayamo, dice lo siguiente en su número del 20:

Cuando el señor conde de Valmaseda, con la nobleza que caracteriza todos sus actos, llegó a Manzanillo y mandó la proclama de indulto a los revolucionarios, tuvieron sus jefes en número de 14, una junta para determinar lo que hacer se debía. Céspedes se reservó el derecho de tener 10 votos en la junta como Generalísimo.
El número de votantes era de 14: 13 tenientes generales y 1 generalísimo. Entre los tenientes generales había dos parientes de Céspedes.
Puesto a votación si se admitía o no el indulto, resultó que 11 de los consultados opinaron o votaron que se admitía y Céspedes y otros dos votos que no.

La mayoría era de Céspedes porque reunió con sus 10 votos 12 y los otros 11; pero como era una derrota manifiesta, determinó prender a los 11 votantes, que sólo consiguieron su libertad después de hacer mil protestas de que no se entregarían o aceptarían el indulto.

Aunque este suceso quedó misterioso, siempre se susurró algo, y entrando su consejo sobre si Bayamo se resistiría, hubo un clamor pidiendo no se hiciera resistencia.
Esto pasaba en la primera quincena de noviembre.
Desde entonces Céspedes que se jactó de contar con 15 000 hombres, salió a campaña; intimó al comercio de Manzanillo a que se separara de la causa del gobierno, y viendo que ni el comercio ni los demás defensores hacían caso de sus amenazas, siguió en su empresa de hacer la guerra al Gobierno, dirigiendo sus fuerzas por el Cauto a las Tunas, Holguín, Puerto Príncipe, etc.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

Deja un comentario