InicioEspañoles de CubaAcuerdo con Irán: los detalles que las potencias ocultan

Acuerdo con Irán: los detalles que las potencias ocultan

Published on

Luego de 12 años de durísimas negociaciones sobre el programa nuclear iraní, Estados Unidos —junto con las potencias del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania

 

Luego de 12 años de durísimas negociaciones sobre el programa nuclear iraní, Estados Unidos —junto con las potencias del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania— firmó un acuerdo con Teherán, que cambia el mapa político de Medio Oriente y mundial.
Inmediatamente surgen las preguntas de por qué un país suscriptor del Tratado de No Proliferación Nuclear requiere de un acuerdo especial con los poderosos para desarrollar energía nuclear. ¿Por qué se desconfía solo de Irán y no, por ejemplo, de otros países que además de no firmar el tratado de armas nucleares disponen de arsenales atómicos militares, tales como India, Pakistán e Israel?
La respuesta es que esa desconfianza no existe, lo que está por debajo es una enorme rivalidad y un temor a la expansión de un competidor geopolítico de los principales aliados de Estados Unidos en la zona: Israel y Arabia Saudita.
Irán únicamente iniciaría la construcción un arma nuclear si se viera amenazado, como medio de disuasión, como sucedió durante la Guerra Fría entre Washington y Moscú. Por eso, las intimidaciones del Gobierno israelí de Benjamín Netanyahu son contraproducentes en ese sentido.
Otros sectores que se manifiestan en contra de cualquier pacto con Irán son el Partido Republicano y en menor medida el ala dura del partido Demócrata de EE.UU. Allí opera el AIPAC (Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel), que apoya campañas de diversos candidatos al Congreso de acuerdo a su conveniencia.
La guerra
Irán es afín al Gobierno de Irak, de Siria y de la guerrilla chiita libanesa Hezbolá. Estos tres reciben armas y financiamiento de Teherán porque actualmente se encuentran en guerra con los extremistas sunitas del Estado Islámico.
Además, Arabia Saudita contribuyó a la expansión del Estado Islámico para ganar influencia en la zona, mientras que Israel por conveniencia apoya a la rama de Al Qaeda en Siria, por tener un enemigo en común: Hezbolá.
Washington también lucha contra el Estado Islámico al igual que Irán, aunque los bombardeos diarios no dieron mucho resultado para frenar su expansión. Pero, es probable que por un lado EE.UU permita que Irán se reintegre al mundo y por el otro debilite a sus socios financiando a la oposición siria y evitando la extinción del Estado Islámico para generar un desgaste en todos los actores implicados, beneficiando a sus históricos aliados en la región.
Asimismo, en Yemen se está llevando a cabo una cruenta guerra entre chiitas y sunitas, apoyados por Arabia Saudita, que acusa a Irán de estar detrás de sus enemigos, aunque los cables de WikiLeaks lo desmientan.
Aliados
Por eso, el acuerdo pone en juego la hegemonía de los hasta ahora intocables socios de Washington en Medio Oriente.
El alejamiento de EE.UU. de Arabia Saudita comenzó hace pocos años, dado que, mediante el ‘fracking’, Washington podrá autoabastecerse de hidrocarburos y no dependerá de la corrupta y obsoleta monarquía.
La aspereza en las relaciones con Israel quedó demostrada en marzo cuando Netanyahu realizó su cierre de campaña nada menos que en el Congreso norteamericano, invitado por la oposición. Pero, las relaciones entre ambos países volverán a su histórico alineamiento natural cuando finalice el Gobierno de Obama y asuma otro más cercano al AIPAC.
La economía como motor del acuerdo
El Gobierno chiita liderado por el todopoderoso ayatola Alí Jameneí permitió la llegada al poder del presidente moderado Hasán Rohaní, que con su hábil canciller, Mohamed Javad Zarif, logró el entendimiento con las potencias.
Paralelamente, este acuerdo permite además que compañías europeas y norteamericanas exploten el cuantioso petróleo y el gas, que son los principales recursos naturales de los que dispone Irán. Por eso, la ganancia es para ambas partes: las empresas de los países desarrollados podrán obtener grandes réditos del crudo iraní, mientras que Teherán va a recibir divisas por inversiones y además va a ver desbloqueado su sistema financiero.

Latest articles

El Encuentro con el Prado en Alemania llega a Berlín

Madrid, 5 de septiembre de 2022. Querida Ofelia, La muestra, un proyecto de colaboración entre AECID...

Picasso & Chanel en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza

Foto: Abrigo rojo de Chanel Madrid, 11 de septiembre de 2022. Querida Ofelia, El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza...

¡La batalla cultural comienza! María Herrera entrevista a Agustín Laje (2)

Ayer anunciábamos la presencia de Agustín Laje en los Encuentros de Actúa Familia (1),...

¡La batalla cultural comienza! María Herrera entrevista a Agustín Laje

El objetivo de la batalla cultural es la lucha por el poder... ¿Podemos ganar...

Más de la categoría

El Gobierno canario ayudó a 29 descendientes de emigrantes en Cuba en situación de necesidad

Se trata de personas de avanzada edad con serios problemas de salud

El Gobierno canario subvencionará la atención sanitaria a un total de 1.211 canarios residentes en Venezuela

ayudas para la atención sanitaria de las que se beneficiarán un total de 1.211 canarios residentes en Venezuela

Castilla y León: la Junta oferta 5 becas

La Junta financia cinco becas para que castellanos y leoneses en el exterior realicen estudios de postgrado en la Comunidad