Eduardo Cardet sigue preso y a nadie le importa

Su esposa denuncia desde Cuba las presiones a las que está sometido el activista cristiano de derechos humanos


El médico opositor Eduardo Cardet se niega a firmar un documento que supuestamente le da potestad a las autoridades cubanas para trasladarlo a un régimen penitenciario de mayor severidad. Así lo denunció a Radio Martí su esposa, Yaimaris Vecino.

Premio a la libertad de conciencia en medio de la indiferencia general

La Fundación Paz y Cooperación entregó de manera simbólica el premio a la Libertad de Conciencia al médico opositor Eduardo Cardet, quien se encuentra preso por el régimen cubano y sentenciado a tres años de cárcel.

El evento se llevó a cabo en el Salón de Tapices del Centro Riojano de Madrid. El premio fue recogido en su nombre por Regis Iglesias, portavoz del Movimiento Cristiano Liberación (MCL).

“El jurado presidido por Benita Ferrero-Waldner y compuesto, entre otros, por José María Gil Robles, Enrique Barón, José María Álvarez del Manzano, Alfonso Ramonet, Eugenio Nasarre, Javier Morillas y ‎Juan Solaeche, otorgó este premio por unanimidad como muestra de su apoyo a la transición cubana y como petición a la liberación de todos los presos políticos en Cuba, en gesto de concordia y de justicia”, señaló Paz y Cooperación.

Al acto fueron invitados Esteban Ibarra, Presidente del Movimiento contra la Intolerancia, y la pintora Francisca Blázquez, entre otros miembros de la sociedad civil madrileña.

El coordinador nacional del MCL fue arrestado de forma violenta frente a su casa en el municipio Velasco, Holguín, el 30 de noviembre del año pasado, cinco días después de la muerte de Fidel Castro.

Cardet había realizado previamente una visita a EEUU y en declaraciones a la prensa criticó el legado de represión dejado por el dictador.

Fue condenado a prisión “por un supuesto delito de atentado” y el Tribunal Provincial de Holguín ratificó en mayo la sentencia de tres años de privación de libertad.

La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) declaró a Cardet “prisionero de conciencia” y en los pasados meses lanzó una acción urgente por su “liberación inmediata e incondicional”.Libertad de Conciencia para Eduardo Cardet.

more recommended stories