InicioEspañoles de CubaJulio Fis, un español de Cuba, al servicio de la selección cubana

Julio Fis, un español de Cuba, al servicio de la selección cubana

Date:

Del autor

Sylvie, obra icónica de Öyvind Fahlström, en el Museo Reina Sofía

Madrid, 2 de diciembre de 2022. Querida Ofelia, El Museo Reina...

 El formato original de Mercurio y Argos de Velázquez en el Museo del Prado

Ilustración: Mercurio y Argos (Original sin añadidos con marco...

Margarita Rita Rica Dinamita en el Museo Reina Sofía

Foto: Ceremonia de Amor y Paz en Kaminal Juyú....

Tiempos turbulentos: Fernando VII, Carlos IV y Bonaparte

-Por Emilio Acosta Ramos A principios del siglo XIX la...

La Hispanidad empieza en Cuba

entre otros valores, Cuba encabeza el sentimiento de Hispanidad, porque se lo ha ganado

El balonmano cubano vuelve a asomarse internacionalmente, tras casi dos décadas de ostracismo motivado por la pérdida de sus mejores jugadores, atraídos en su día por el profesionalismo. Su selección masculina ganó recientemente el torneo de clasificación del norte y centro América y el caribe para el campeonato Panamericano, que otorgará tres plazas para el Mundial 2019, y partirá como una de las candidatas.
En este regreso juega un papel destacado Julio Fis, miembro del staff técnico de su selección, y vocal de la Federación Cubana. El exinternacional hispano-cubano (subcampeón de Europa con España en 2006) decidió quedarse en el 97 en Hungría. Dos años después llegó a España. Lo recuerda como «una de las situaciones más duras de mi vida porque nunca había adoptado una decisión tan difícil». Aquello le costó doce años sin poder pisar la isla.
El paso del tiempo y una apertura en las rígidas normas respecto al profesionalismo, permitieron que Fis pudiera regresar a Cuba. Ahora los hace cada dos o tres meses. «Los jugadores se van por mejorar, deportivamente y para sus familias», explica Julio. «Pero todo lo que yo soy se lo debo a ellos. Por el país me he repatriado ahora; soy cubano hasta los tuétanos. Me hicieron miembro de la Federación, trabajo con la selección, y me siento útil en el seno del equipo nacional en el que me hice persona. Además, soy representante de los jugadores cubanos que están fuera de la isla», explica los nuevos cometidos que ha asumido.
Empapados de vídeos
Cuba permite desde 2015, por un cambio normativo, que los profesionales representen al país, pero ninguno había sido convocado por la selección de balonmano, hasta ahora. «Todos los que quieran volver a la selección, siempre que no pongan condiciones, serán bien recibidos», sostiene Fis. En el torneo disputado en México su equipo alineó a jugadores que juegan en la Liga Asobal como Guillermo Corzo (Benidorm) o Joan Balázquez (Teucro), y otros del Porto portugués. «Queremos que Jorge Luis Paván, que ya no juega con Catar, pueda estar con nosotros cuando pase dos años para ser seleccionable, y también Ángel Jesús Rivero, del Benidorm», adelanta el exjugador del Valladolid y Ciudad Real, entre otros equipos españoles, cuya misión es transmitir los valores tácticos aprendidos en su carrera en Europa. «No veía tanto vídeo desde que estuve con Juan Carlos Pastor en Valladolid», reconoce.
La savia nueva de la selección cubana que trabaja en el centro de entrenamiento de Cerro Pelado la componen una veintena de jugadores de 22 a 25 años, «muy buenos y fuertes, de 1’94 a unos dos metros de altura», apunta Fis. «Están trabajando y aprendiendo muy bien la sistemática. Se les enseña, sobre todo, a defender, ya que jugábamos mejor el ataque que la defensa», explica.
Cuba se jugará la calificación para el Mundial en junio frente a otros candidatos como Brasil, Argentina, los dos equipos que han dominado el balonmano americano desde el declive de la selección antillana, Chile y la anfitriona, Groenlandia. «En mis tiempos les dábamos tres vueltas a todos, pero no tenía idea del nivel que había cogido el balonmano en America Latina» reconoce Fis. «Ellos han venido a Europa, han aprendido y progresado, y han fichado entrenadores españoles como Jordi Ribera en Brasil, Manolo Cadenas en Argentina o Mateo Garralda en Chile. Cuba no ha avanzado tanto como hubiese deseado porque escasean los medios. Luchamos en esas condiciones, tratando de sacar jugadores, pero en dos o tres años les ganamos a todos», confía. «Queremos que Cuba vuelva a lo que fue, campeón panamericano, ir a los Mundiales y los Juegos Olímpicos. Este es el plan más inmediato», asegura Fis, el hombre de La Habana en Europa.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

Artículo anterior
Artículo siguiente

Deja un comentario