La población retornada de españoles que residían en el exterior se eleva a 226 mil personas. En enero de 2019 la población española residente en el extranjero ascendía a 2.545.729 personas, de las cuales 1.553.539 se encuentran en América y 900.159 en Europa.

En 2009, primer año tras el comienzo de la crisis económica mundial, había 1.471.691 españoles residiendo en el exterior. Por tanto, la población española en el exterior ha aumentado en un millón de personas, 1.074.038.

El mayor retorno neto se ha producido de América, con cifras realmente altas. Regresaron a España en 2017 un total de 43.532 personas. El aumento del retorno ha sido del 210% entre 2013 y 2017 ya que en el primer año de la serie se registraron 14.060 retornos, una diferencia de 29.472 personas.

En el caso del continente americano el país que marca la diferencia es Venezuela, donde el retorno a España ha pasado de 2.630 personas en 2013 a 16.402 en 2017. Obviamente este incremento tremendo del 524%, 13.772 retornados de diferencia entre los dos años citados, está provocado por el continuo deterioro de las condiciones de vida del país que ha ido ‘in crescendo’ en estos últimos años.

También cabe destacar los aumentos habidos en Ecuador de dónde han regresado a España 5.250 personas en 2017 cuando en 2013 fueron 1.237, lo que supone un incremento del 324%, 4.013 personas. En los últimos años España ha establecido con Ecuador un continuo ir y venir de personas propiciado por la adquisición de la nacionalidad española de muchos de los inmigrantes y sus descendientes que se establecieron en España en los años previos a la crisis y que ahora se mueven entre ambos países en función de las circunstancias de cada momento.

También es llamativo el fuerte incremento del retorno que se ha dado en Brasil. El número de retornados de este país ha pasado de solamente 509 en 2013 a 1.681 en 2017 lo que supone un incremento de nada menos que el 230%. El número total de retornados en esos cinco años asciende a 5.736. Quizás estas cifras reflejen también el deterioro de la situación económica que ha venido registrando el país.

En Argentina, el país del mundo con el mayor número de españoles residentes, el retorno ha pasado de 1.021 en 2013 a 2.950 en 2017, un aumento del 189%. La suma total de españoles que han vuelto al país en ese periodo asciende a 9.951.

Contrastan estos datos con el caso de Cuba, porque si bien en 2013 retornaron a España más de 3000 personas, en 2017 apenas retornaron a la Madre Patria 2800. Sin embargo, el Consulado de España en Miami es que más registros alcanzó el paso año, junto con el de Nueva York.

Si bien los cubanos no son los únicos a hacer valer sus derechos consulares, no es un secreto para nadie que las facilidades que tenían para instalarse en Estados Unidos facilitaron esa jugada maestra del “tardocastrismo”, por tomar prestado un adjetivo de Carlos Cabrera. Estudiando las cifras del CERA, es fácil constatar que el número de pasaportes distribuidos en la isla no concuerda con los españoles que allí residen, ni muchísimo menos con el escaso número de retornados en España, 14894, contabilizados entre 2013 y 2017.

Deja un comentario