Coptos en España – entrevista a David Tawfik

0
78

Tuvimos el honor y el placer de entrevistar a David Tawfik, abogado y traductor egipcio radicado en España; en verdad, un exiliado cristiano que salió de su patria. Cuando realicé el vídeo de “árabes cristianos en Iberoamérica” (1) con Emilio Acosta Ramos (de Venezuela Provincial), un amigo libanés me advirtió que el calificativo “árabe” no era el más acertado para definir a los cristianos de la región, puesto que en verdad coptos, siríacos, caldeos o greco-melquitas fueron invadidos por árabes musulmanes. Y hemos aquí que los hipócritas postmarxistas que hablan de “pueblos originarios” y bla, bla, bla, no aplican su indigenismo a estos pueblos sojuzgados desde hace siglos; pues como dice David Tawfik, la persecución contra los cristianos (que son los descendientes directos de los nativos egipcios preárabes) no empezó con los Hermanos Musulmanes o el Estado Islámico, sino hace 1400 años; cuando, de hecho, el cristianismo fue borrado del mapa del norte de África, siendo Egipto un bastión que, aun en minoría, resiste por su fe y su cultura.

¿Nadie se ha puesto a pensar que los mayores y mejores aliados de eso que llaman Occidente son precisamente estas comunidades cristianas?

¿Nadie se ha puesto a pensar que ellos son nuestros mejores asesores frente al problema del yihadismo/terrorismo islamista que los políticos europeos nos han metido en casa?

¿Nadie se ha puesto a pensar que la emigración de estas comunidades a Europa y América es beneficiosa?

¿Pero en manos de quiénes estamos?

Sea como fuere, les recomendamos que escuchen a este abogado y cristiano copto cuyo testimonio en el II Congreso de Historia y Cultura Mozárabe que se celebró en Córdoba fue uno de los más clarividentes. Todo un ejemplo de cultura cristiana mediterránea común y mucho paralelismo histórico con los mozárabes, esto es, los cristianos hispanogodos que se quedaron bajo el dominio islámico de la Península y fueron tratados como ciudadanos de segunda en su propia patria.

¡Pasen y vean!

NOTAS

(1)Árabes cristianos en Iberoamérica:

Deja un comentario