«…En el puerto de Las Palmas les esperaba José Tomás de Armiaga, capitán del batallón de infantería de Canarias que treinta años más tarde sería ascendido a coronel por su participación con la Granadera Canaria, en la Guerra contra el francés en España. Armiaga fue el encargado de registrar en Gran Canaria a las personas que iban a embarcar hacia Luisiana. Los matrimonios con hijos podrían permanecer en sus lugares hasta el momento del embarque.Luis Bethencourt de 28 años no pudo convencer a su hermano José, de 26, para que le acompañara en esta aventura. Su vecino Pedro Calcines también le acompañaría aunque en otro barco, a la aventura de Luisiana. Con él sus tres hijos Antonia del Jesús que cumpliría 9 años el 1 de septiembre, Juan José que cumpliría 7 el 12 de julio y María de


Su esposa Sebastiana estaba embarazada, dando a luz a Catalina en ese mismo mes probablemente al llegar a Tenerife o quizá durante la travesía entre islas.  El 10 de julio de 1778 zarpaba de Tenerife el paquebote Santísimo Sacramento al mando del capitán Benito Ripoll y Barceló. Entre las 264 personas viajaba Luis Bethencourt. La partida, el momento del viaje, la despedida de su tierra, de su gente y el desarraigo de llegar a un nuevo lugar era el sentimiento que flotaba en el barco. En silencio todos se iban apiñando en la zona de popa para echar un último vistazo a la tierra que les vio nacer. Los dos oficiales que iban a bordo, Francisco Bonet y Francisco Manuel de la Caxigas ayudaban a que las normas de convivencia redactadas por Amat…»

-Más información en el enlace: https://geneacanaria.blogspot.com/2019/05/luis-bethencourt-colono-y-patriota.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí