InicioFirmasAbel imagina

Abel imagina

Date:

Del autor

La Hispanidad empieza en Cuba

entre otros valores, Cuba encabeza el sentimiento de Hispanidad, porque se lo ha ganado

IV – Trasfondo histórico de la cuestión puertorriqueña

En 1897 el movimiento autonomista en Puerto Rico pudo lograr que España finalmente le concediera a la isla una Constitución propia, la Carta Autonómica

Descolonizar Cuba

los pueblos como el cubano son en esencia sociedades europeas trasplantadas a otro clima, otra latitud y longitud

El Museo Nacional del Prado celebra su 203 aniversario

Foto: Trampantojo creado por el grafitero DiegoAS. Foto ©...

Fernando Zóbel y su mirada sobre el arte de los grandes maestros en el Museo del Prado

Ilustración: Alegoría de la Castidad, 1505 Lorenzo Lotto Óleo...

El compañero Abel Prieto se ha puesto lírico, cual gato volador, y ha usado a Lennon para su penúltima pirueta.

Más allá de la consabida injusticia que significó prohibir a The Beatles, Lecuona, Celia Cruz, José Feliciano o Rolando Laserie; y de silenciar a Orígenes, El Puente, Lino Novás Calvo, Lezama, Virgilio, Cabrera Infante, Calvert Casey, Arenas, César López, Antón Arrufat, Miguel Barnet, Meme Solís o Pablo Armando Fernández: el comentarista pretende atribuir a Lennon la condición de comunista peligroso, fichado por el FBI, que hizo un expediente de casi 300 páginas y espiaba sus conversaciones telefónicas con Yoko.

A ver, Prieto. ¿Por qué no cuentas las páginas de los expedientes de la Seguridad cubana de los mencionados en el párrafo anterior? ¿Por qué no denuncias las vejaciones a que el MININT sometió a Miguel Barnet, ese manso cimarrón, cuando pidió ser rehabilitado?

Déjate de estar bailando en casa del trompo, que en materia de censura el castrismo sentó cátedra desde los primeros momentos, reaccionando brutalmente contra piezas inofensivas como Habana, PM ¿Te acuerdas?

Y ya sé que ustedes y los exégetas que os jalean pretenden pasar de puntillas sobre tanto dolor causado y no reparado, con el eslogan del Quinquenio Gris y la activa arqueología fúnebre que desataste por orden de Fidel Castro, cuando se cayó el Muro de Berlín.

Y no creas que te escabulles, aduciendo que todo esto es pasado; lamentablemente, es presente, como lo demuestran los casos de Tania Bruguera, Luis Manuel Otero Alcantara o los periodistas independientes y otros creadores reprimidos por el 349.

Uno debe consagrase, Abel, a lo que vale, así que dedícate a seguir domesticando a la carne flácida; esa aguerrida tropita de intelectuales que cobra una magüita en CUC, tiene Internet y coge viajecitos, a cambio de perdón sin olvido y de soslayar las malas nuevas; mientras piden al camarero, con voz solemne, otra cerveza fría.

Ya sabemos que Lennon era incomprable porque era millonario, gracias a su talento; tu no.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

Artículo anterior
Artículo siguiente

Deja un comentario