• En su carta denuncia, Doña Patricia Rodríguez Rivas, considera que los ancianos de Cuba padecen «todos los males de un país en ruinas».

Cartas al director

Este correo que remito a usted, es para informarle, sobre la inconformidad que, a nombre de todos los beneficiarios de Subvenciones Directas de Carácter Humanitario enunciadas en la Resolución #86/2018, hicimos llegar al excelentísimo señor Viceconsejero de Acción exterior en días pasados.
Nuestra inconformidad, en cuestión, se refiere a la considerable disminución de las cuantías asignadas esta vez, a cada uno de los beneficiarios de estas Subvenciones y que contrastan de manera absoluta, con las cuantías asignadas para estos fines en años anteriores, teniendo en cuenta que la asignación presupuestaria destinada a estas ayudas creció en 60 000 mil euros con respecto a 2017.

Cabe destacar que, en general, el monto de las cuantías no superó los 100 euros per cápita, echando por tierra la tendencia de estas Subvenciones de toda una década, de ir aumentando equitativamente en torno a los 350 euros.

Puede usted, sencillamente monitorear las Resoluciones que a tal fin, ha aprobado la Viceconsejería de Acción Exterior en más de una década, para comprobar que estas cuantías corresponden con las peores asignaciones jamás otorgadas, incluso cuando el presupuesto aprobado al efecto creció en 2018 en 60 000 euros con respecto a 2017. Recordemos además que se trata de Subvenciones de carácter anual. Contrasta de manera objetiva, el carácter de paliativo para situaciones de precariedad extrema que presumen estas subvenciones con la muy notoria reducción de sus cuantías, tampoco se aprecia de modo palpable la urgencia de estas subvenciones.

Se pone de manifiesto así, la enorme distancia que separa la Asociación Canaria de Cuba, de los verdaderos objetivos para los que fue creada, se aprecia distanciamiento, falta de compromiso con la canariedad, que solo asume someramente en los ámbitos más cercanos a su sede, o cuando el gobierno de Canaria desembolsa alguna cantidad importante de dinero para celebrar alguna fecha o evento significativo.

Para la totalidad de los descendientes de canarios que residen en Cuba, que padecen todos los males de un país en ruinas, que se torna especialmente difícil para una ancianidad carente de los más elementales mecanismos para su bienestar, esas ayudas constituye quizás la única salida decorosa para una subsistencia que se torna en muchos casos miserable, pero esto poco importa a la Asociación Canaria de Cuba, inoperante en ese sentido, necesitando ya hace mucho tiempo de nuevos rumbos que traerán seguramente fuerzas renovadas.

Enviamos a usted esta información, con el objetivo de generar opiniones de la ciudadanía española al respecto, sobre todo de los descendientes de canarios que serán, en fin de cuentas, los más afectados, considerando el excelso prestigio que en esta materia concedemos a usted; y el inapreciable valor que para nosotros representa la objetividad de este medio.

Muchas Gracias.

Patricia Rodríguez Rivas.

A continuación Carta de protesta dirigida a Guillermo Padilla Macabeo, viceconsejero de Acción Exterior

 

Excelentísimo señor Luis Guillermo Padilla Macabeo, viceconsejero de Acción Exterior.

En nuestro poder, la Resolución #86/2018, por la que se conceden subvenciones de carácter humanitario a 17 descendientes de canarios residentes en Cuba.

A primera vista, se puede apreciar la extrema rigurosidad con que se manejaron esta vez las cuantías asignadas a cada uno de los beneficiarios, tomando en cuenta parámetros como la edad de cada uno de los solicitantes y la asignación presupuestaria aprobada para estas subvenciones(150 000 euros) muy superior a años anteriores.

Podemos apreciar además, una muy notable disminución; tomando como ejemplo las Resoluciones emitidas por esta Viceconsejería de Acción Exterior a tales efectos en el año 2017, donde la asignación presupuestaria fue de 90 000 euros, estas cuantías oscilaron entre 250 y 400 euros.

Podemos citar explícitamente, los casos de los ancianos Benjamín Cano Cedeno, anciano centenario, 101años,encamado; y la anciana Edelma María Crespo Lopez,93 años, encamada y necesitada de sillón de ruedas, cuyas cuantías decrecieron en 250 y 200 euros respectivamente, aún cuando sus padecimientos se agravaron de forma notoria, y la asignación presupuestaria para estos fines creció en este 2018 en 60 000 euros con respecto a 2017,recordemos además que estas personas son, en su inmensa mayoría, ciudadanos españoles.

Creemos específicamente, que en la disminución considerable de estas cuantías, no se aprecia objetivamente la urgencia de estas subvenciones, y mucho menos reflejan la verdadera situación de extrema precariedad que indudablemente persisten en este sector poblacional en Cuba, muy pocas veces abordado en los ámbitos pertinentes de la isla, y que subyace en la Cuba de hoy.

Estimado señor, los problemas sociales que aquejan hoy a los ancianos en Cuba no son ajenos para los canarios y sus descendientes residentes acá, aquellos que han mantenido y defienden la canariedad sin otro asidero que la añoranza y la extraordinaria voluntad del isleño, esa canariedad que trasciende el recinto de la Asociación Canaria de Cuba y se convierte ya en sello distintivo de nuestra nación. En ese sentido, rogamos a usted, se estudie de manera exhaustiva, cada una de las solicitudes remitidas a esta entidad, en aras de establecer la verdadera concordancia que sugieren tales Subvenciones Humanitarias. Consideramos que las cuantías referidas en esta Resolución, no se corresponden de manera objetiva, con la magnitud de las situaciones de extrema precariedad que se manifiestan en cada una de estas personas, ni se aprecia el marcado interés que hasta el momento, había  mostrado esta Viceconsejería de Acción Exterior, en establecer, como verdaderos elementos a tomar en cuenta; edad, discapacidad, enfermedad, apoyo familiar y país de procedencia, como particulares agravantes a la hora de tramitar estas subvenciones, aunque, del mismo modo, reconocemos el empeño de esta Viceconsejería de Acción Exterior en el esfuerzo por el bienestar de sus ciudadanos, además de reconocer la extraordinaria nobleza de este gesto humanitario. Rogamos a Dios, porque su gestión sea fructífera y duradera.

En este correo, ofrezco a usted, en términos generales, el criterio de cada uno de los beneficiarios.

Patricia Rodríguez Rivas, familiar cercano de beneficiario.

Muchas Gracias.

1 COMENTARIO

Deja un comentario