Para el embajador de España en Cuba, lo mismo que para el gobierno español de Pedro Sánchez, la activación del Título III de la Ley Hemls-Burton provocará una querella ante la Organización Mundial de Comercio (OMS).

Del mismo modo el Sr. Trigo aseguró a EFE que las inversiones españolas en Cuba tienen como objetivo ayudar al pueblo cubano. En efecto, el embajador no se corta un pelo recordando que “en las relaciones con Cuba, tanto la UE como España han partido del principio de «ayudar al pueblo cubano, abrir este país y permitir que la inversión extranjera sea una fórmula válida para que progrese», frente a la actitud estadounidense de «apretarle las tuercas al pueblo cubano» durante seis décadas.

Alguien tendría que explicarle al embajador que esas empresas explotan, de connivencia con el régimen dictatorial de Cuba, una masa salarial esclavizada sin ningún derecho social, entre los que naturalmente se incluyen los descendientes de españoles que residen en la isla.

El diplomático se mostró sorprendido porque «parezca que los empresarios de países terceros son los responsables de lo que haga o no el Gobierno cubano en materia de derechos humanos y sin embargo nada se dice de aquellos norteamericanos que se han instalado, como es el caso de las compañías aéreas, que estoy seguro de que están también afectadas por ese concepto tan amplio del ‘traficar’, por ejemplo utilizando un aeropuerto». «Y no queremos que resulte tan chusco como que al final aquellos que no estamos afectados por las leyes del congreso de EE.UU. seamos los perjudicados mientras que los que deberían serlo se salgan bien librados de una situación como esta», advirtió.

Nada más hacerse oficiales las sanciones de Trump, el Gobierno español ha reaccionado con un comunicado en el que manifiesta «su tajante rechazo» a la decisión estadounidense. El Ejecutivo de Sánchez señala que el castigo estadounidense «atenta contra los intereses de España y de otros socios europeos en Cuba, y deteriora las relaciones bilaterales entre países aliados». Una dureza que reafirma las exigencias planteadas en la declaración del pasado lunes ante el Consejo de la UE.

Fuentes comunitarias señalan que el valor de la declaración española es, sobre todo, político. Pero las mismas fuentes reconocen que el posible rechazo de un país como España a las negociaciones con EE UU supone un grave obstáculo para que concluyan con éxito. Sobre todo, añaden, porque podría arrastrar a otros socios que ya son reticentes a las negociaciones con Washington por otros motivos

1 COMENTARIO

  1. Señor embajador de España en cuba
    Si usted expone que la financiación de las inversiones españolas en cuba benefician al pueblo respetó su opinión .
    Mi pregunta si tanto le preocupa España el pueblo cubano que antes hecho para asegurar a los ciudadanos españoles dentro de la isla y en España sin derecho a un acuerdo multilateral iberoamericano de seguridad social y canje permiso conducir cubano y una jubilación digna . Desde la cara de la ley de memoria histórica no tuvieron presente las condiciones de una emigración ordenada y segura de ambos gobiernos para cumplir con el pacto Internacional del trabajador migrantes donde cada partido no satisfacen la carencia de necesidades de los emigrantes españoles nacidos en cuba .es del conocimiento de ambos gobiernos y la casa real .han transcurrido 12 años de la ley de memoria histórica y no tenemos respuesta a nuestros reclamos como cualquier ciudadano siendo discriminados ante la sociedad
    Sin derechos ahora estamos en proceso de elección en España todos promesa y cuando ustedes nos darán una mejor atención como ciudadano españoles en España . Como los demás iberoamericano.

Deja un comentario