El pasado 2 de noviembre, la Sociedad Benéfica Burgalesa realizó su tradicional peregrinación hasta la Necrópolis ‘Cristóbal Colón en el Vedado capitalino para recordar a sus asociados fallecidos.

Al homenaje póstumo acudió una treintena de directivos y asociados de la entidad benéfica encabezados por su presidenta, Ma Aurora Pérez Guardamino, quien depositó una ofrenda floral a nombre de los asociados ante el monumento funerario, mientras que el diácono Raúl Ballate Fernández ofició un responso.

Este día, al igual que el Día de las Madres y el de los Padres, el osario permaneció abierto para que familiares y amigos puedan rendir homenaje a sus fallecidos.

Deja un comentario