• Y ni una palabra en la prensa española ni en los noticieros de la TVE

El general español Bernardo de Gálvez (1746-1786) será homenajeado de forma permanente en Washington con una estatua erigida hoy frente a la entrada de la embajada de España.

La figura es una creación de 2015 del artista Salvador Amaya y formó parte el año pasado de la exposición «Recovered Memories», celebrada en Nueva Orleans y Washington, que fue inaugurada por los reyes de España, informó la legación diplomática en un comunicado.

Precisamente, durante ese viaje, el rey Felipe VI hizo un llamamiento para trabajar juntos con el fin de que el legado histórico de España en Estados Unidos sea «más ampliamente conocido».

De Gálvez, nacido en Macharaviaya (Málaga) en 1746, es considerado héroe de la independencia estadounidense por sus decisivas victorias sobre las tropas británicas en apoyo a los rebeldes americanos.

El español, que ejerció como gobernador de la Luisiana y virrey de Nueva España, tomó en 1781 la ciudad de Pensacola y esta acción militar se consideró tan crucial para la independencia que en el desfile de los vencedores de Filadelfia marchó junto a George Washington.

En 2014, se le concedió la ciudadanía honoraria estadounidense por una resolución conjunta del Congreso.

La inauguración de la estatua fue llevada a cabo este viernes por el embajador de España, Santiago Cabanas, y Jim Torgerson, consejero delegado de AVANGRID, la empresa a través de la que Iberdrola opera en Estados Unidos y que donó la estatua.

Durante el acto, Cabanas subrayó que De Gálvez fue una figura de primer orden de la historia española y americana, que consiguió victorias bélicas esenciales para lograr la independencia de EE.UU.

Asimismo recordó que el general involucró en sus hazañas no solo a españoles de origen, sino también a otras muchas personas que provenían de Nueva España, Cuba y Luisiana, por lo que sus proezas tuvieron una resonancia y ámbito más amplio que el meramente español.

De Gálvez ya formaba parte del paisaje cotidiano de Washington con la estatua ecuestre del general que preside un pequeño parque en la avenida Virginia, a escasos metros del Departamento de Estado, indicó la embajada.

Dicha figura es obra de Juan de Ávalos y fue donada por el rey Juan Carlos I al pueblo estadounidense en 1976.

Artículo anteriorLa discriminación de la memoria italiana de Andalucía
Artículo siguienteUnamuno contra los separatistas

Deja un comentario