Los españoles de Argentina estuvieron a punto de conseguir el año pasado que se aprobase una ley de nacionalidad que ampliara el derecho de los descendientes a obtener la nacionalidad española. No es raro ver a los principales candidatos a los primeros puestos de dirección en la Península darse el salto a Buenos Aires para encontrarse con la comunidad que gracias a iniciativas como esta puede pesar en una elección, sobre todo si se considera la importancia que puede alcanzar el voto exterior, aun con las trabas actuales.

En efecto, según estimaciones de Narciso Michavilla en una columna para ABC, los últimos escaños en las proveniencias se juegan por menos del 3% del voto. Lo cual significa, como ya ha ocurrido en el pasado que los votos del exterior pueden ser determinantes.

“En unas elecciones tan reñidas, donde ahora el último escaño de 36 provincias se decide por menos de un 3% del voto válido –son los conocidos restos de D’Hont– un voto por correo que superará el 6% del voto válido nos indica lo determinante que será. No podremos saber su impacto final, porque se introduce en la urna en el momento de cierre, pero sí podemos anticipar que Correos va a tener más trabajo que nunca”.

¿Cómo lo han conseguido los argentinos? Primero, porque son medio millón y luego por porque están organizados. Lo que no es el caso de Cuba, donde como sabemos las organizaciones que dicen representar a los españoles están entre las manos de testaferros de la dictadura de La Habana.

¿Cuándo veremos a la Sra. Rabanillo, presidenta del Consejo de Residentes Españoles (CRE) llevando a cabo iniciativas como esta?

En cualquier caso, hay que seguir el ejemplo de la Federación de Asociaciones Gallegas de Argentina (FAGRA), que ha puesto los medios de los que dispone en función de sus asociados, tal y como informa hoy La Región internacional.

Lástima que sean comunistas. en fin, lo que trajo Colón.

Deja un comentario