Inicio España Podemos y el PSOE se unen para acabar con el voto rogado

Podemos y el PSOE se unen para acabar con el voto rogado

0

La pregunta es ¿De verdad van a aprobar una ley en ese sentido?

Desde hace 10 años, cada vez que se instalan las urnas vuelve a salir a debate el llamado voto rogado de los españoles que viven en el extranjero. Las trabas para lograr las papeletas han hecho caer en picado la participación de los expatriados en los últimos procesos electorales. Para solventar este problema, PSOE y Unidas Podemos han acordado registrar una proposición de ley en el Congreso para derogar el voto rogado y facilitar la participación en los comicios de los ciudadanos que residan fuera de España.

A lo largo de este mes, socialistas y morados registrarán la iniciativa de manera conjunta aprovechando el primer cupo de Unidas Podemos en este periodo de sesiones para presentar proposiciones de ley. Pese a que el voto rogado se introdujo en 2011 gracias a un acuerdo entre el PSOE, el PP y formaciones nacionalistas, los dos partidos de la coalición han «consensuado» un texto para terminar con esta práctica, según fuentes de Podemos.

En el partido liderado por Pablo Iglesias señalan que los procesos que se exigen a los españoles residentes en el extranjero supone «una vergüenza democrática» e insisten en que la reducción de la participación desde 2011 es una prueba de la «vulneración vergonzosa de los derechos democráticos de los compatriotas españoles emigrados». En el mismo sentido, apuntan que la «enorme carga administrativa» que implica rogar el voto deriva en una «merma muy importante de los derechos fundamentales».

Segundo intento

El texto, que estará firmado por ambos partidos, según fuentes del PSOE, es el resultado del acuerdo de coalición que firmaron Pedro Sánchez e Iglesias al comienzo de la legislatura. Además, socialistas y morados ya intentaron suprimir el voto rogado en 2019 cuando registraron en la Cámara baja una propuesta de cambio en la Ley Electoral. Sin embargo, la convocatoria de elecciones el abrir de aquel año hizo decaer la iniciativa.

Con este nuevo intento, según explican fuentes de Unidas Podemos, la intención es que al aprovechar el primer cupo de que dispone el partido para registrar proposiciones de ley se pueda votar su tramitación a finales de febrero. A partir de ese momento, se activaría la maquinaria legislativa y la propuesta empezaría su recorrido parlamentario.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario

Salir de la versión móvil