«…Para explicar los procesos de nacionalización hispanoamericanos habría que partir de que existió un primer gran ciclo nacionalizador atlántico con dos modelos diferenciados: el europeo y el americano. En el europeo, las nuevas naciones se construyeron sobre viejas estructuras monárquicas a las que dotaron de sentido nacional; en el americano, por el contrario, la ruptura con las monarquías fue la condición necesaria para su aparición. En ambos casos las naciones fueron construidas a partir de unidades administrativas preexistentes. Sin embargo mientras que en las europeas se produjo una continuidad simbólica con la entidad política anterior y con la etnia mítica que le servía de sustento, en las americanas esta continuidad se vuelve imposible. Napoleón puede decir en una carta a su hermano Luciano, que como francés asume completa la herencia de Francia, de Carlomagno a Luis XIV, en realidad lo que está asumiendo es la herencia de la monarquía francesa o del Estado francés; para Iturbide, Bolívar o San Martín hubiese sido imposible definirse como españoles y menos aún asumir como propia la herencia de Pelayo y de Carlos V. Obviamente esto no significa que el corso Napoleón fuese mas francés que los criollos Iturbide, Bolívar y San Martín españoles sino que en el contexto en que emiten su discurso una afirmación es posible y la otra no.»

Tomás Pérez Vejo, Elegía criolla

Deja un comentario