De los reinos del Perú,
a los reynos del Andaluzía,
del maíz de la chicha de jora,
a los corpulentos vinos de Montilla;
de los Andes a las Alpujarras,
trabajando el alma mestiza,
con el Cuzco y Córdoba como columnas,
de un universo de hispana vida.

Oh, Inca Garcilaso de la Vega,
flor y nata de la cultura de las Indias,
los Comentarios Reales como estandartes,
y hacia el norte la expedición a la Florida.

Tu catedralicio túmulo expresa,
tu grandeza laborada y conseguida,
como hijo del quechua y del latín
insertado en la Corona de Castilla.

Exhórtenos tu ejemplo de renacimiento,
para superarnos en el arduo día a día.

Y sea tu arquetipo la reunión
de dos mundos en la hora decisiva.

Deja un comentario