(Modificación de titular: De acuerdo con fuentes cercanas al MCL, Eduardo Cardet no es ciudadano español, rogamos disculpas a nuestros lectores por divulgar una información insuficientemente verificada).

  • El partido de Rivera avisa de que la visita puede suponer una validación de la consulta popular “no democrática” sobre la nueva Constitución

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene en su agenda viajar a Cuba los próximos días 22 y 23 de noviembre con el objetivo de tratar de normalizar las relaciones con el país desde la llegada a la presidencia, el pasado mes de abril, de Miguel Díaz-Canel.

Se trata de la primera visita oficial de un presidente del Gobierno español a la isla desde hace 32 años, cuando lo había hecho el también socialista Felipe González. En 1999 visitó Cuba José María Aznar, junto al rey Juan Carlos I, pero para asistir a la Cumbre Iberoamericana.

Fuentes de Moncloa destacan que existe “el máximo interés” en los dos ejecutivos por reforzar las relaciones de los dos países. Y destacaron que la visita se ha demorado demasiado, sobre todo teniendo en cuenta que en los últimos años han visitado la isla el presidente francés François Hollande, el primer ministro italiano Matteo Renzi, el presidente portugués Marcelo Rebelo de Sousa, el estadounidense Barack Obama e incluso los tres últimos papas.

Si la visita de Pedro Sánchez tiene éxito, Felipe VI podría viajar a Cuba en 2019, coincidiendo con el 500 aniversario de la fundación de La Habana, confirman en Presidencia del Gobierno.

El programa de la visita aún no está cerrado, pero se por seguro que, además de entrevistarse con Díaz-Canel, habrá un encuentro con la colonia española -más de 140.000 personas- y con representantes de las más de 200 empresas españolas asentadas en el país.

Aunque el programa no está cerrado, se da por seguro que Sánchez aprovechará su estancia en La Habana para reunirse con la colonia española en el país caribeño, integrada por más de 140.000 personas, así como con los representantes de las más de 200 empresas españolas que se encuentran asentadas en el país.

PP y Ciudadanos instan a Sánchez a reunirse con disidentes en Cuba y a hablar de derechos humanos con Díaz-Canel

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) –

PP y Ciudadanos han reclamado este miércoles al presidente del Gobierno,
Pedro Sánchez, que cuando viaje a Cuba a finales de noviembre se reúna
con miembros de la disidencia y, además que hable con el presidente
cubano, Miguel Díaz-Canel, de la situación de la situación de derechos
humanos en la isla.

El Gobierno anunció este martes que Sánchez viajará a Cuba los días 22 y
23 de noviembre, pero no ha precisado si la visita incluirá una reunión
con los disidentes –algo que sí hizo el presidente de Estados Unidos,
Barack Obama, en 2015– argumentando que la agenda no está cerrada aún.

Sin embargo, PP y Ciudadanos conceden importancia a este asunto y han
registrado varias preguntas en el Congreso para saber si Sánchez se
reunirá con opositores o presos políticos y si tratará la “supresión de
los derechos y libertades fundamentales”, en palabras del diputado
‘naranja’ Fernando Maura.

El ‘popular’ Teófilo de Luis, por su parte, alude en concreto a los
representantes de la sociedad civil que llevan “años trabajando para
garantizar el respeto a los derechos humanos” en la isla y que han
recibido por ello el Premio Sajarov del Parlamento Europeo.

Ciudadanos avisa también de que la visita se producirá justo después de
que termine el periodo de consulta popular sobre la nueva Constitución
propuesta por Díaz-Canel, así que quiere saber si la visita de Sánchez
“implica una validación de este proceso no democrático por parte del
Gobierno de España”.

Es más, pregunta al Gobierno si Sánchez aprovechará la visita para
expresar “alguna reserva” sobre un proyecto que “sigue sin garantizar la
democratización de Cuba”.

La nueva Constitución, en la que se elimina la alusión a la sociedad
comunista pero se consagra la “irrevocabilidad del modelo político y
económico”, está siendo sometida a un proceso de consulta popular que
comenzó el 13 de agosto y terminará el 15 de noviembre, seguido de un
referéndum el 24 de febrero de 2019.

Por otro lado, el ‘popular’ Teófilo de Luis pregunta al Gobierno si
pedirá a Cuba “cambios estructurales” en el mercado de trabajo para
permitir la contratación directa, sin intermediación de empresas mixtas
o extranjeras, para así conseguir una “revitalización económica” que
“redunde en beneficio de los trabajadores”.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here