Decenas de miles de personas se dieron cita en Madrid para denunciar las “cesiones” a los independentistas y exigir elecciones anticipadas. La movilización ciudadana fue incontestable, y desde una hora antes los accesos a la plaza de Colón estaban ya colapsados. Se llenaron las calles aledañas, como Génova y Goya. Uno a uno, los líderes de las tres principales formaciones convocantes comparecieron ante los medios para proclamar que el tiempo de Sánchez ya ha concluido. Después, se hicieron la foto juntos, no sin polémica, en el escenario.

Un mar de banderas de España llenó el centro de Madrid. Muchos vinieron de fuera. Familias enteras. Se fletaron decenas de autobuses desde distintos puntos del territorio nacional. “Somos catalanes y teníamos que estar aquí, llegamos a primera hora”, explicó un joven. “Elecciones y que España decida”, en palabras de otro ciudadano. “Viva España”, no pararon de gritar los congregados. La Delegación del Gobierno cifró en unas 45.000 las personas que acudieron a la plaza de colón, PP y Ciudadanos elevaron el número a cerca de 200.000 y acusaron al Ejecutivo de “manipular y minimizar la concentración”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here