InicioFirmas¡No sean canallas como Bolívar!

¡No sean canallas como Bolívar!

Date:

Del autor

La Hispanidad empieza en Cuba

entre otros valores, Cuba encabeza el sentimiento de Hispanidad, porque se lo ha ganado

IV – Trasfondo histórico de la cuestión puertorriqueña

En 1897 el movimiento autonomista en Puerto Rico pudo lograr que España finalmente le concediera a la isla una Constitución propia, la Carta Autonómica

Descolonizar Cuba

los pueblos como el cubano son en esencia sociedades europeas trasplantadas a otro clima, otra latitud y longitud

El Museo Nacional del Prado celebra su 203 aniversario

Foto: Trampantojo creado por el grafitero DiegoAS. Foto ©...

Fernando Zóbel y su mirada sobre el arte de los grandes maestros en el Museo del Prado

Ilustración: Alegoría de la Castidad, 1505 Lorenzo Lotto Óleo...

-Por Francisco Núñez del Arco

 28 de abril de 2022

Bolívar, canalla; Sucre, canalla; Flores, canalla, aunque quiso redimirse sin lograrlo; los oligarcas quiteños que se metieron al sucio juego separatista bolivariano, canallas; los que durante estos dos siglos y hoy en día reivindican a sabiendas el desastre bolivariano, canallas. ¿Qué van a celebrar este próximo 24 de mayo? ¿El 80% de la población masculina del país en edad militar -es decir, económicamente activa- muerta durante las guerras civiles de secesión y todas las guerras civiles causadas por estas durante el siglo XIX hasta las de conservadores versus liberales y liberales versus conservadores que se extendieron hasta el siglo XX? ¿Qué van a celebrar este próximo 24 de mayo? ¿Un siglo de crecimiento económico perdido y que los niveles de producción de 1810 recién se recuperaron en 1910? ¿Qué van a celebrar este próximo 24 de mayo? ¿La exclusión constitucional de entre el 95%  y el 98% de la población del país de la vida política por medio siglo cuando hasta el 24 de mayo de 1822 casi todos los  habitantes de Quito eran ciudadanos españoles con plenos derechos políticos y la exclusión política informal hasta ahora de la mayoría del país a pesar del papel higiénico constitucional? ¿Qué van a celebrar el próximo 24 de mayo? ¿El encadenamiento perpetuo a la finanza internacional que se originó con la deuda inglesa de la supuesta independencia, la que terminamos de pagar en 1973 en sus intereses y que multiplicó varias veces su valor original en intereses sobre intereses, cuando hay documentos que indican que el capital inicial de la deuda inglesa se terminó de pagar en la década de 1850, o sea que de allí en más pagamos solamente intereses sobre intereses a la usura más asquerosa del planeta? ¿Qué van a celebrar el próximo 24 de mayo? ¿La destrucción de la industria naviera de Guayaquil, la agrícola de Loja, la militar de Latacunga, la textil de Quito, Riobamba, Cuenca, Ibarra y Pasto, la aniquilación de una de las mayores escuelas de arte del continente americano y la reducción y precarización de las universidades y de la educación superior en general? ¿Qué van a celebrar el próximo 24 de mayo? ¿La involución hacia el subdesarrollo y la dependencia y que nuestra región después de dos siglos de supuesta independencia y libertad sea hoy la más injusta y corrupta del planeta en términos económicos, incluso sobre África?

En 1809 Hispanoamérica estaba unida, próspera y en paz, por siglos junto a los reinos españoles europeos habíamos sido la primera potencia mundial, derrotando y humillando a nuestros mayores enemigos, los ingleses, en nuestro propio suelo en tantas y tan gloriosas ocasiones cuando habían querido invadirnos, desde Puerto Rico a Nicaragua, pasando por Cartagena de Indias hasta llegar al Río de la Plata; en 1825 Latinoamérica estaba destrozada, dividida, empobrecida, sometida a Inglaterra y en guerra para siempre, en algunos lugares como Colombia la guerra no se acaba de terminar hasta hoy. En serio, ¿qué van a celebrar? ¡No sean canallas como Bolívar! ¡No celebren nuestra propia derrota!

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

Deja un comentario