MÁS OTOÑO

Ojalá que en las lluvias otoñales,
el agua viniera bien acompañada
de mosto y de aceite, para que así
el otoño fuera todavía más otoño.

Ojalá las tabernas llegaran al campo,
viajando al tiempo de los míticos
y quijotescos ventorrillos. Ojalá el cielo
siempre fuera azul y gris, como en otoño.

Ojalá los misterios ibéricos, las villas romanas,
los caminos godos, las cabilas berberiscas
y los vientos criollos se juntaran, formando
una novela melancólica de otoño.

Ojalá el café volara rodeado de puros,
juntando masas de sueños y recuerdos
agradables. Ojalá los olores de la tierra
mojada y las candelas se juntaran en otoño.

Ojalá el otoño durase más, con idas y
vueltas de personajes inciertos. Ojalá el
tiempo fuera más libre y se detuviera a gusto.
Ojalá todo fuera como un bocoy lleno (en otoño).

Antonio Moreno Ruiz

*Imagen: Mosto del Bar La Escalera (Bollullos de la Mitación, Sevilla)

Deja un comentario