Los negros de Cuba tenían más derechos con España que con el castrismo

Date:

Como bien dice Ferrán Núñez, autor de «España contra los salvajes (Cuba, la guerra civil olvidada)»

, tanto en Puerto Rico como en Cuba, con la Carta Autónomica de 1897, se tenían más derechos que con Puerto Rico como colonia de Estados Unidos o Cuba con todos sus avatares políticos hasta que la familia Castro se hizo con el poder en 1959.

Buena parte de la población negra de Cuba se quedó sin derechos luego de la mal llamada «independencia», con la «ayudita» de Estados Unidos por delante. Estados Unidos que mantuvo políticas segregacionistas hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cosa que no es casualidad.

Como bien expone Ferrán Núñez en su referido y reivindicado libro, muchos negros actuaron en contra de los secesionistas, a tal punto que el estado español de entonces tuvo que reglamentar las milicias de morenos e integrarlas en un ejército que, codo con codo con peninsulares y criollos, fue apoyado desde 1868 por la mayoría del pueblo cubano. El mismo Weyler tenía una escolta de entusiastas negros cubanos. Muchos negros y mulatos sufrieron las agresiones de los independentistas, bien a través del fuego a las haciendas donde laboraban, bien a través de amenazas y coacciones; al mismo estilo que muchos años atrás había hecho Bolívar en Venezuela, obligando a los negros a combatir en su bando mientras los llevaba encadenados al campo de batalla y amenazaba a sus respectivas familias con más servidumbre. Tanto Bolívar como Céspedes sufrieron revueltas de morenos que no dudaron en ser entusiastas realistas, ya como soldados, ya como espías, etc.; hecho histórico importantísimo que ha sido injustamente silenciado tanto en América como en la Península.

Pasado siglo y pico de la invasión estadounidense de Cuba y Puerto Rico, subrayando los sesenta años de tiranía comunista, no hay duda de ningún tipo: Cuba estaba mejor con España, y particularmente su población negra tenía más derechos que los que tuvo luego de la separación.

Por ello, una vez más recomendamos vivamente el libro de Ferrán Núñez y conminamos a nuestra familia hispánica a trabajar juntos para afirmarnos con orgullo ante los complejos tiempos de la globalización; aprendiendo de los errores del pasado y queriendo construir un futuro ilusionante. Y ya puestos, pasen y vean este vídeo que nunca pasa de moda:

Deja un comentario

Popular

More like this
Related

Milei recibe medalla de la Comunidad de Madrid: «No dejen que el socialismo les arruine la vida»

POR EDUARDO TZOMPA La presidenta de la Comunidad de Madrid,...

España y los cubanos: una millonaria deuda

por Maikel Arista-Salado El saldo de una deuda histórica que,...

Mi amor por España

por Marco Antonio Aguilar Soy cubano de nacimiento, pero con...

El pueblo español de Cuba

Maikel Arista-Salado Hola, soy Maikel Arista-Salado, cubano por nacimiento, crianza...