-Por Pepe Herrero

LAS MUJERES AL PODER.

El nuevo feminismo político.

Sabéis que a mi me gusta mirar un poco más allá de lo que se ve. Me gusta investigar, meterme en las redes de los que no piensan como yo, buscar algo diferente. Y en eso estoy.

Luego emito mi opinión por lo que he visto en muchos sitios.

Y lo que veo es que hay algo muy curioso que se está viendo en estas sesiones de control al Gobierno durante la pandemia.

Es que las mujeres están eclipsando a los hombres en el Congreso. Y es llamativo que sean las mujeres de «derechas» las que están dando sopas con ondas a los líderes de la izquierda y quienes les están sacando los colores a relucir. Unos hombres de «izquierda» que se supone feminista y progresista pero quienes no permiten que una mujer lidere el partido dejando para segundas líneas el papel de la mujer.


Cuando no, dándole un ministerio a la que se acuesta con el líder. Porque de otra forma, sabe que esa mujer nunca hubiera llegado ni a participar en ninguna oposición a funcionaria.

En estas vemos como Macarena y Cayetana están calentando el ambiente diciendo a la cara a los líderes de la izquierda lo que los hombres nunca se han atrevido en su papel de «maricomplejines».

Así, Macarena cada vez que sale tiembla el hemiciclo y Cayetana ayer explotó definitivamente al decirle a Iglesias lo que muchos pensamos desde hace tiempo.

Y eso ha escocido en sus partidos, sobre todo en el PP. Pero es algo que los líderes de la derecha se tendrán que hacer ver.

La supuesta lucha a favor de la igualdad de la mujer esgrimida por la izquierda desde hace tiempo, es ahora un arma arrojadiza contra esta izquierda que se ve impotente a la hora de parar lo que Olona y Álvarez les dicen.

Aún falta falta Inés Arrimadas quien ya sabemos como se las gasta.

Sin duda, las mujeres de la derecha están tomando el mando de la oposición y no se cortan un duro a la hora de plantear sus convicciones.

El feminazismo (no confundir con el feminismo) está tocando fondo. Tras el varapalo del 8-M y el retraso de tomar medidas para no suspender las manifestaciones, ahora ve como quienes de verdad están destacando en el panorama político nacional son las mujeres de la derecha, Inés, Macarena y Cayetana.

Y con ello, saben que las tres juntas al frente de un gobierno español, acabarían con los miles de chiringuitos feminazistas que solo protegen a la mujer cuando les interesa o si los delincuentes son españoles y de derechas. Si son de izquierda como el podemita de Becerril de la Sierra, todas calladas. Usan el feminismo para hacer ideología. Y también acabarían con los millones de euros que nos cuesta a todos mantener a las vividoras que se aprovechan de las mujeres maltratadas de verdad a quienes apenas les llega ayuda. O con las abogadas «feministas» que aprovechan las leyes de violencia de género para decirles a sus clientas en proceso de separación que denuncien a sus ex parejas de forma falsa para sacar más pensión, custodia de los hijos o bienes como el coche o la casa. Que también las hay, y demasiadas. La Ley se lo permite y si luego se demuestra que han mentido se van de rositas.

Inés, Macarena y Cayetana. Tres nombres propios de la derecha y del nuevo feminismo. Del feminismo progresista que quiere construir, no destruir. Y quiere construir junto al hombre, no destruirlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí