GRAN FAMILIA

Gran familia somos,
en algún momento mal avenida,
mas de los disgustos familiares,
sólo sacan provecho los extraños.

Las peleas familiares,
son las de mayor dureza,
pero nunca eternas son. Al
final, el acervo de los hermanos,

recae hasta entre los primos,
y si bien ya nada será como antes,
nada ni nadie impide reconstruir,
siguiendo un lógico patrón hispano.

Reforcemos nuestro propio arquetipo,
desconfiando de los ocultos intereses.
Hemos de recobrar nuestra energía,
nuestro impulso, nuestro hado.

Sentémonos con el pan y el vino
como cetro de cultura familiar.
No olvidemos lo que somos,
y tampoco olvidemos levantarnos.

El mundo esperándonos está.
Llegó la hora de estar a la altura.
Ya hemos perdido demasiado tiempo.
Vamos, gran familia. ¡Vamos!

Antonio Moreno Ruiz

Deja un comentario