Huachaca y la alianza indoespañola

Date:

No hace mucho que he empezado a releer “De la guerra a la rebelión”, un libro escrito por Patrick Husson y que me interesaba especialmente por sus investigaciones al respecto del realismo en la Pampa de la Quinua aun después de consumada la “independencia” peruana, y más concretamente en el caso de los iquichanos.

Es un libro escrito con tufo marxistoide, pero respetos guardan respetos y la verdad es que ofrece datos muy interesantes. Por ejemplo, de cómo al poco de la «independencia», las autoridades republicanas están utilizando la leyenda negra para sofocar una rebelión (post)realista, siendo que esas autoridades que no pueden sostener su propio orden emplean un tono amenazante que va mucho más allá del paternalismo para con los indios; mientras que Antonio Huachaca, líder realista, trata a los «españoles capitulados de Ayacucho que aún andan por las punas» (término que utilizan las autoridades republicanas) como hermanos y señalan a los republicanos como mentirosos.

Naturalmente, el marxismo no entenderá el por qué de este hecho histórico. Tampoco el liberalismo. El pensamiento ideológico es muy cerrado y antes le puede el forzar su narrativa a la complejidad de la realidad y la historia.

Empero, me vino a la mente lo que dijo un día el amigo Gustavo Mirano, de la Asociación Cultural Peruanista (1), hablaba acerca de la alianza entre peninsulares e indios, que continuó después de la independencia. Y lo que me hace pensar es cómo muchos abusos y corruptelas de la época virreinal se aplican a los «españoles» cuando en verdad también estaban implicados muchos criollos y mestizos; lo mismo que se califica de «español» a muchos realistas que en verdad también eran criollos o mestizos. Definitivamente, desde antes de la independencia ya había todo un aparato propagandístico en marcha que ha continuado y que en la misma Península se ha asumido sin más; de hecho, hay estatuas a Bolívar (y en menor medida a San Martín) por toda España (2).

Que esa es otra, el juego del término «español» cuando conviene o no, que no se aplica a San Martín y sí a Boves, cuando Boves llevaba mucho más tiempo en América de lo que estuvo San Martín, que se fue siendo muy niño. Como nos advierte Francisco Núñez del Arco, las historiografías nacionalistas han hecho pasar por «españoles» (con connotación peyorativa incluida) a muchos realistas que eran bien criollos, empezando por su antepasado Ramón Núñez del Arco.

En fin, tenemos una labor ingente porque estamos, reitero, ante un gran aparato propagandístico. 200 años de leyenda rosa de las “independencias” han hecho demasiado daño, pero ya no se sostienen. Es hora de hacer historia de verdad.

NOTAS

(1)Asociación Cultural Peruanista:

https://www.facebook.com/peruanistaimperial1542

(2)Véase:

Deja un comentario

Share post:

Subscribe

spot_imgspot_img

Popular