El pasado viernes 22 de febrero culminó oficialmente el proyecto “Apoyo a la cadena productiva del cacao en el Oriente Rural-Guantánamo”, acción
de cooperación al desarrollo que tuvo como objetivomejorar la seguridad
alimentaria en Cuba, fortaleciendo la gestión descentralizada de la
cadena de valor del cacao en los municipios Baracoa y San Antonio del
Sur, en la provincia Guantánamo.

Financiado con 1.3 millones de euros por la Unión Europea, el proyecto ha
sido coordinado por la Agencia Española de Cooperación Internacional
para el Desarrollo (AECID), con la participación del Consejo de la
Administración Provincial de Guantánamo y el Ministerio de la
Agricultura, cuya labor durante la implementación de esta iniciativa
fue elogiada por el Embajador de la Unión Europea en Cuba, Alberto
Navarro, en el acto de clausura.

A través de este proyecto se ha contribuido a recuperar un cultivo
fundamental en el Oriente de la isla y a establecer las bases para un
mejor aprovechamiento del cacao cubano, uno de los de mayor calidad del
mundo.

Investigadores de varias instituciones estatales y locales, dos fábricas
y 31 cooperativas, han trabajado conjuntamente en la ejecución de esta
acción desde marzo de 2014, debiendo sortear los estragos que causó en
esa zona el huracán Matthew en 2016, cuando los innumerables destrozos
pusieron en riesgo la continuidad del proyecto.

Sin embargo, superadas las dificultades, el proyecto “Apoyo a la cadena
productiva del cacao en el Oriente Rural-Guantánamo ” ha conseguido
mejorar la seguridad alimentaria, uno de los pilares de la cooperación
de la UE en el país, desarrollando el entramado productivo de productos derivados del cacao, como el vino o el vinagre de cacao e incrementando la
productividad de otros cultivos como los frutales o el coco, lo que ha
generado una cadena de valor productiva de la que se benefician
distintas partes implicadas en el proceso productivo.

A su vez, en el marco del proyecto se desarrollaron tareas de formación
técnica y buenas prácticas en el marco de la agricultura sostenible, se
modernizaron las instalaciones y herramientas de trabajo, y se actuó
proactivamente en aras de la igualdad de género.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here