InicioFirmas¿Excesivamente feliz?

¿Excesivamente feliz?

Date:

Del autor

 El formato original de Mercurio y Argos de Velázquez en el Museo del Prado

Ilustración: Mercurio y Argos (Original sin añadidos con marco...

Margarita Rita Rica Dinamita en el Museo Reina Sofía

Foto: Ceremonia de Amor y Paz en Kaminal Juyú....

Tiempos turbulentos: Fernando VII, Carlos IV y Bonaparte

-Por Emilio Acosta Ramos A principios del siglo XIX la...

La Hispanidad empieza en Cuba

entre otros valores, Cuba encabeza el sentimiento de Hispanidad, porque se lo ha ganado

IV – Trasfondo histórico de la cuestión puertorriqueña

En 1897 el movimiento autonomista en Puerto Rico pudo lograr que España finalmente le concediera a la isla una Constitución propia, la Carta Autonómica

Oigo a la chica estupenda del telediario. Muy monona ella. De belleza y juventud insultante. Y me desea que tenga un fin de semana excesivamente feliz. Y yo me quedo pensando. Por lo visto ya no basta con ser feliz o muy feliz. Ahora hay que ser excesivamente feliz como una lombriz. O como un drogata alucinado viajando por la esfera celeste. No, mi querida telepresentadora, tan bella y tan monona. Todo lo que es excesivo es malo. Todo lo demasiado es negativo. Todo lo que se pasa de la medida se desborda. Ya es suficiente con ser simplemente feliz. Y a mí, para serlo, me basta con ir al baño al levantarme. No es que la felicidad consista en hacer caca por la mañana temprano y estar al corriente, como decían las comadres de antaño. Pero el día que me fallan los reflejos peristálticos matinales la paso mal, pero muy mal, como quien no acaba de encontrar la luz de su camino. Pues mira por dónde. La felicidad se define por reducción negativa. No sabemos muchas veces cuándo somos felices, pero sí cuándo y por qué no lo somos. Anjá.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

Artículo anterior
Artículo siguiente

Deja un comentario