(PL) La empresa española Pullmantur Cruceros aspira
surcar los mares a partir del próximo 4 de julio, informó hoy aquí la
compañía, que en el norteño puerto Colón 2000 tiene su base en el Caribe.

En una comunicación a la prensa, la entidad alertó a quienes tenían
reservaciones para las salidas suspendidas por la pandemia de Covid-19
les ofrecerá un bono por valor de la cantidad ya abonada y un crédito a
bordo para disfrutar en sus próximas vacaciones.

La compañía espera que las ‘iniciativas activadas y los pasos dados
hasta el momento, contribuyan a contener definitivamente la pandemia y
reitera su deseo de volver a navegar a la mayor brevedad posible’.

En la ciudad de Colón, ubicada en la entrada Atlántica del canal de
Panamá, permanece atracado el buque Monarch, propiedad de Pullmantur,
que realiza circuitos que incluye esa urbe, riberas colombianas e islas
de las Antillas Menores.

El anuncio coincidió con el de otras empresas de esa industria que
pretenden reanimar esa actividad turística, una de las más
dramáticamente impactadas por la crisis sanitaria, la cual provocó
muchos casos de barcos con infectados a bordo que fueron rechazados en
puertos del mundo y debieron recibir asistencia humanitaria urgente como
ocurrió con el británico MS Braemar, que desembarcó a sus pasajeros en
Cuba para repatriarlos por vía aérea.

En medio de la crisis por Covid-19, más de 100 mil tripulantes de
cruceros continúan a bordo de naves de pasajeros, según investigación
realizada por el diario inglés The Guardian, el cual aseveró que si bien
la mayoría de los pasajeros desembarcó, al menos 50 tripulantes de todo
el mundo continúan a bordo con diagnóstico del virus y al menos 17
murieron con sospecha de la enfermedad.

Rescatar la operatividad a toda costa parece el lema de las compañías en
Europa y Estados Unidos, que se lanzan desde ahora en una agresiva
campaña de atractivas ofertas, las cuales pasan por innumerables
iniciativas de ahorro en los paquetes contratados, incluso la
posibilidad de que menos de 12 años viajen gratis.

‘Las navieras esperan con ansiedad el día en que los cruceros vuelvan a
encender sus motores y navegar por los mares del mundo. Pero saben que
esos primeros viajes serán diferentes a los realizados hasta marzo, y
quizás el coronavirus habrá cambiado muchas reglas para siempre’, opinó
la publicación digital española CERODOSBÉ.

Esos especialistas en turismo aseguraron que todavía no hay una fecha
certera para que el sector recupere la normalidad, pero, por ahora, las
grandes compañías han puesto a junio como el mes del reinicio de las
operaciones, aunque la palabra final la tienen los gobiernos de cada país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí