El Programa Especial: ¿Lo filmó la CIA…?

0
315

José Gabriel Barrenechea.

El Programa Especial de ayer, en la Televisión Cubana, al parecer fue preparado por la CIA.

Vimos al “filósofo» Ubieta asegurarnos que la solidaridad con los huelguistas, entre un amplio sector de la población mejor enterada, se explica en los valores que en nuestro pueblo ha sembrado la Revolución, y el ejemplo de Fidel Castro. Lo que nos lleva a imaginar la enorme apatía con que los cubanos de 1925 recibieron la Huelga de Hambre de Julio Antonio Mella…

Vimos al gordito del programa, “legal”, de los miércoles en la noche, no encontrar mejores argumentos para salirle al paso a las críticas de que en el caso de Denis Solís no se respeto el debido proceso, que su negativa a apelar su sanción, o la alegría que mostró en el vídeo que se le filmó bajo custodia policial. Nada, convincentes que en esa situación son los muchachones de la Seguridad del Estado, para convencerlo a uno de sus errores, y de la grandeza de la Revolución…

Vimos a Javier Sánchez Gómez ponernos en duda sobre qué se entiende por libertad de expresión, dado que si él dice defenderla, muy difícilmente debe de consistir en lo que hasta ahora teníamos por tal Libertad; a Fernando Rojas con sus medias verdades de siempre; a un profesor de Física en la UH, con una conveniente pinta juvenil y desenfadada, que olvido su libreto, y solo atinó a convocar una manifestación “espontánea”, en un país en que la Universidad solo está abierta para quienes asisten “espontáneamente” a las convocatorias gubernamentales, “espontáneas».

En un final el Programa Especial no es que no pudiera cumplir su función, sino que demostró todo lo contrario de lo que se quería demostrar. Usaron por enésima vez el argumento de que en San Isidro no estaban en Huelga de Hambre, porque hacían compras de comida en línea, sin reconocer que allí no todos se habían sumado a ella, y solo acompañaban, o que incluso una de las personas presentes padece una peligrosa enfermedad.

Tras hora y media de devaneos histéricos de Lázaro Manuel Alonso la única conclusión que puede quedarle a cualquier persona que piense críticamente es que hubo Huelga de Hambre, y que aún la hay; que no es ese teatro, ese performance que ellos alegan es este “montaje mediático del Imperialismo”. Porque si ese argumento de más arriba, la factura de compras online, es el único que pueden presentar, luego de que tras el asalto a San Isidro han tenido bajo custodia a los huelguistas, y aun así no pueden demostrar que la tal Huelga no existió, y mucho menos se mantiene, al documentar la falta de deterioro físico, o mostrar a Luis Manuel Otero Alcántara mientras come, todo el esfuerzo de la Televisión del régimen no hace más que demostrar implícitamente lo que pretenden negar: Que si hubo Huelga, y que se mantiene.

En fin, que si fuera yo me llevara a dar una vuelta por Villa Marista a quienes escribieron, dirigieron, filmaron, y estuvieron frente a las cámaras, en este disparate oficial.

Deja un comentario