Cuba y USA

EE.UU. Es un situación territorial poblada por unas gentes que nunca por nunca se van a poder adaptar a no salir de sus fronteras sin hacer daños y quebrantos políticos, porque, probablemente lo lleven en su ADN de gente que viene de servir; y, no hay peor rico, dice el dicho popular, que el nuevo rico o el que tiene el estómago, por primera vez, lleno de comida basura.

Y el problema que tiene la isla de Cuba, pese a ser una isla, es que no puede navegar y separarse de un monstruo social semejante, que se levanta cada mañana viendo y oteando a qué país o gente pueden joder; y como Cuba es para ellos un ejemplo de equidad y cordura social, no disponen de pastillas que les quite la mala leche que les produce que cerca de sus fronteras, a pesar de los pesares, las gentes sigan viviendo con un mayor índice de sonrisas diarias que los trágicos usas.

Los caballos apocalípticos, no encontraron ningún color que pudiera definir algo diferente de los colores que simbolizan la muerte, la peste, el hambre y la guerra, porque en el caso de EE.UU. rama del troncó inglés que ya no le queda probablemente ningún país en todo el orbe que no haya extorsionado o esquilmado de recursos, los usas, que hacen lo mismo, procuran echarles, encima, unas gotitas de humillación mediante la propaganda de claro estilo religioso de salvación.

A pesar de que los usas montan un inquieto jaco apocalíptico que relincha y le encanta la guerra, no se puede decir que sea un país “ganador de guerras”, salvo que se trate de aplastar a un enemigo inventado por ellos de tipología hormiga; y, por el contrario es un gran triunfador de implantar formas de vestir, e ingerir comida basura.

Europa, las gente que estudia y es capaz de realizar análisis históricos, sabe, que, hasta el día dos de mayo del año de 1.945, que fue la fecha que después de derrotar en solitario los rusos todo el frente de guerra oriental nazis, descabezaron el nazismo tomando después de dieciséis días de combate la capital de Alemania Berlín, dejando sin resuello al monstruo, seis días más tarde Alemania firmaba la rendición de sus poderosísimos ejércitos.

Ahora bien, en la crónica actual nada más se escucha que, en solitario, los valientes soldados Usa, fueron los que ellos solitos, derrotaron a los alemanes y por eso tuvieron derecho en monopolio a que sus museos y bibliotecas se llenaron a rebosar de todos aquellos objetos de valor que los nazis se habían previamente apropiado en todos los pueblos europeos.

La animadversión real existente entre el mundo socialista y el capitalista de EE.UU. no es un sentimiento que pueda nacer de la gente cubana hacia la gente que vive en los EE.UU. sino que, todo lo contrario, es el sistema estadounidense el que una vez que aprende a hablar, el segundo escalón es, mientras que la mayoría de la las gentes procuramos vivir en paz, ellos, los Usas, no pueden pasar sin que algún grupo capitalista de ellos los lleve a la guerra, no como nación o estado, que hace tiempo que dejaron de serlo, sino como fuerzas armadas de un par, por lo general, grupos de los denominados económicos, que utilizan a las gentes que viven en Usa, en el único acto, el guerrero, donde amortiguan, pero solamente un poco, el tremendo racismo existente entre ellos.

Y claro existir como isla, como extensión territorial con tanta proximidad a un dragón que le encanta echar fuego por la boca, no es fácil de lograr, si encima hablas español, y tus progenitores hispanos están hipotecados de un modo miserable a la comodidad del carente de dignidad, caso de España.

Salud y Felicidad sin covid-22. Juan Eladio Palmis.

Salir de la versión móvil