InicioEconomíaCuba quiere insertarse en el mercado del mango

Cuba quiere insertarse en el mercado del mango

Date:

Del autor

La Hispanidad empieza en Cuba

entre otros valores, Cuba encabeza el sentimiento de Hispanidad, porque se lo ha ganado

IV – Trasfondo histórico de la cuestión puertorriqueña

En 1897 el movimiento autonomista en Puerto Rico pudo lograr que España finalmente le concediera a la isla una Constitución propia, la Carta Autonómica

Descolonizar Cuba

los pueblos como el cubano son en esencia sociedades europeas trasplantadas a otro clima, otra latitud y longitud

El Museo Nacional del Prado celebra su 203 aniversario

Foto: Trampantojo creado por el grafitero DiegoAS. Foto ©...

Fernando Zóbel y su mirada sobre el arte de los grandes maestros en el Museo del Prado

Ilustración: Alegoría de la Castidad, 1505 Lorenzo Lotto Óleo...

Jagüey Grande, Cuba. – La vista se pierde en el horizonte detrás de las largas y verdes plantaciones de mangos de la estatal Empresa Agroindustrial Victoria de Girón, ubicada a unos 140 kilómetros al suroeste de La Habana.
Es una larga planicie de casi 500 kilómetros cuadrados, donde hace poco más de medio siglo hubo que excavar con dinamita sobre un suelo rocoso, cuando el entonces presidente cubano Fidel Castro fundó una empresa de cítricos para aprovechar la experiencia agrícola de los campesinos de la occidental provincia de Matanzas.
En la actualidad, la más grande empresa agrícola cubana cultiva unas 12.000 hectáreas, aunque el 45 por ciento de ese territorio está prácticamente compuesto por rocas.
La empresa llegó a tener unas 49.000 hectáreas sembradas, pero la aparición de la crisis económica a inicios de la década de 1990, que en Cuba llaman “período especial”, significó el fin de la bonanza.
Significó un serio retroceso en todos los planes productivos, a lo que se sumó el impacto sobre las plantaciones citrícolas de una epidemia de Huanglongbing.
El golpe de la plaga resultó demoledor para grandes extensiones sembradas de cítricos, que tuvieron que ser demolidas sin remedio.
Fue hasta 2006 que la entidad inició la recuperación productiva y sobre todo un nuevo enfoque que permitió la diversificación de las plantaciones, así como una actitud más amigable hacia el medio ambiente.
Aunque los cítricos sigue siendo el 80 por ciento de la producción, se sembraron 14 variedades de mango, pero los mejores en el mercado son por rendimiento y aceptación, los Super Jay, una variedad cubana, así como los Tommy Aki de Brasil.
Los campesinos son los responsables del cultivo de 600 hectáreas, mientras que la empresa se ocupa de otras 2.700.
En 2017, cosecharon unas 10.000 toneladas de mango, de las cuales casi el 80 por ciento se convirtió en pulpa que se vendió a hoteles del cercano balneario de Varadero, así como a instalaciones turísticas en La Habana, la cayería del centro norte de la isla y Santiago de Cuba.
Esa producción, que no usa químicos y por tanto es orgánica, tiene un alto nivel de aceptación, porque las frutas tienen un elevado grado Brix, que es la escala que mide la cantidad de sacarosa de un producto.
Casi toda la cosecha, salvo una pequeña cantidad que se vende como fruta fresca para los hoteles, pasa por la planta de procesamiento de la empresa, que prepara unas 10.000 toneladas cada año de jugos concentrados.
Pero no todo es “color de rosa”, pues se tienen problemas con los envases y solo se han podido adquirir bidones de 200 litros en los que el año pasado exportaron más de 500 toneladas de pulpa de mango a Canadá y varias islas del Caribe, la primera vez que la isla logra vender ese producto en el extranjero, a unos 800 dólares la tonelada.
“Estamos estimando este año unas 14.000 toneladas de mango y que siga creciendo de forma exponencial a medida que nos vayan entrando plantaciones nuevas en producción”, dijo a Xinhua el director adjunto de la empresa, Humberto Suárez.
Suárez, agrónomo apasionado del trabajo en las plantaciones y graduado en la Universidad de Matanzas, comentó que el nuevo rubro tiene muchas posibilidades exportables, por lo que estudian oportunidades en nuevos mercados, entre ellos el chino.
“China pudiera ser un mercado tentador para nosotros”, afirmó el agrónomo, quien sueña con que los mangos cubanos salgan al mercado mundial a competir con éxito, aunque reconoció que la producción y acción comercial de Brasil es muy fuerte en ese rubro.
La empresa espera ahora el inicio de la cosecha, que en la isla tiene lugar a fines de marzo y se extiende hasta agosto.
Espera satisfacer la demanda interna de una fruta de mucha aceptación en la isla y volver a intentar la venta en el extranjero de un producto delicioso y genuinamente cubano.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

  1. ¡Así les va con el cultivo del mango!
    Matanzas no está al suroeste de La Habana, está justo en dirección contraria: al este.
    No es la primera vez que Cuba exporta derivados del mango. Antes de 1959 se exportaba mango fruta, pulpa de mango, mermelada de mango y diversas conservas más. Incluso alimentos infantiles de frutas con base en el mango.
    Deberían mirar las estadísticas.
    Por cierto la dinamita hubiese estado mejor utilizada destrozando los marabuzales, que ya ocupan más del 40% de la superficie agrícola de Cuba. No hace falta cultivas sobre rocas, con dar a los guajiros lo que les corresponde, según la Constitución de 1940, es suficiente.
    A lo mejor es que lo de «Victoria de Girón» les ha nublado la vista.

  2. ¡Así les va con el cultivo del mango!
    Matanzas no está al suroeste de La Habana, está justo en dirección contraria: al este.
    No es la primera vez que Cuba exporta derivados del mango. Antes de 1959 se exportaba mango fruta, pulpa de mango, mermelada de mango y diversas conservas más. Incluso alimentos infantiles de frutas con base en el mango.
    Deberían mirar las estadísticas.
    Por cierto la dinamita hubiese estado mejor utilizada destrozando los marabuzales, que ya ocupan más del 40% de la superficie agrícola de Cuba. No hace falta cultivas sobre rocas, con dar a los guajiros lo que les corresponde, según la Constitución de 1940, es suficiente.
    A lo mejor es que lo de «Victoria de Girón» les ha nublado la vista.

Deja un comentario