Inicio Firmas Cuba chiquitica, pero revoltosa

Cuba chiquitica, pero revoltosa

0

Dicen los muchos entendidos en guerras, golpes de estado, y genocidios poblacionales, que en cuantico quieran los EE.UU. que desaparezca Cuba del mapa, con unas pocas bombas atómicas, la hacen desaparecer en un pis pas; y así cumplen ese mandato celestial del cielo católico que el mejor socialista, es el socialista muerto.

Y aunque resulta hasta irrisorio que gente muy vieja, que tiene un pie aquí y otro en la nada, son los que al frente de las fábricas de armas les deja indiferentes la muerte de los demás, ahora, en su chochez fruto de los años, como el equipo de vejestorios que están en EE.UU. representando el verdadero y único poder el económico, como no suelen haber perdido el pelo de la dehesa que recibieron de herencia de sus abuelos que tuvieron que emigrar a aquellas tierras por varios asuntos, pero ninguno de ellos por abundancia que no fuera la de las necesidades básicas, ahora lo están pregonando alto y claro.

Y dicen que a ellos, a los viejos chochos de los EE.UU., les importan tres pijos y medio las guerras, las hambres, y los problemas de las gentes, porque ellos tienen por delante un designio celestial de que el mundo, la globalización, solo puede tener un solo mando o gobierno; y ese mando o gobierno tienen que ser los EE.UU.

Y con esa claridad y contundencia se ha expresado el vejestorio que tiene un alto cargo entre los viejos que están haciendo de peleles al servicio de las empresas armamentísticas instaladas en EE.UU. con capital mundial, cuya primera preocupación, y hasta ahora lo están logrando plenamente, que no se levante ningún día del año donde no exista un conflicto armado en el mundo que no se escuche el sonido de un arma de fuego fabricada en los EE.UU. o vendida por ellos.

Desde que los fabricantes de armas le ganaron la partida a los politólogos el pasado siglo, porque ellos ya querían desde el día dos de septiembre de 1.939, que los EE.UU. entraran en la guerra llamada después la Segunda Gran Guerra Mundial, y los politólogos entendieron que era mejor espera a que el amigo Hitler les hiciera el trabajo sucio de acabar con los socialistas rusos, y ellos le vendieran cuantos pertrechos necesitara el fascismo mundial, los dos años de espera de EE.UU. hasta diciembre de 1.941 que tardaron en entrar en la guerra en Europa y Asia, los fabricantes de armas durmieron muy incómodos.

El letal cerco económico a Cuba, que por más sesenta años está afectando a un país chiquitico, es la expresión mundial de una altanería semejante a la suela de una bota que puede aplastar cualquier yerba verde. Y, lo dramático del asunto, es que la propaganda en contra de la lógica y la razón, le ha dado las bendiciones de todo tipo a los fabricantes de armas, a los hacedores mundiales de la muerte y la miseria, como algo digno de respetar en nuestro sistema que ellos controlan con sus armas de destrucción universal como si fueran dioses todo poderosos.

Si tales dioses poderosos han tenido capacidad suficiente para poner de rodillas a Europa y a extensiones territoriales continentales enormes, qué no van a poder hacer con Cuba, una tierra chiquitica, que si otra cosa no, logran; han logrado que la incultura mundial todos a una, especialmente las clases trabajadoras se dejen el culo si es menester defendiendo el buen hacer de los fabricantes de armas, y el mal hacer de la yerba verde que simplemente quiere vivir y crecer donde le ha tocado hacerlo.

En España, hay muchos estamentos que no están cumpliendo con su obligación y responsabilidad, que es por lo que cobran; puede que entre los más villanos se encuentre el ministerio de asuntos exteriores.

Salud y felicidad sin Otan. Juan Eladio Palmis.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil