Foto: Niños prisioneros en el campo de concentración de Auschwitz

París, 18 de junio de 2020.

Distinguido Sr. Carmona:

Su comentario xenófobo, lleno de odio, de aporofobia y de antisemitismo, acompañado por dos “chistes” nauseabundos sobre los crematorios de los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial, me hacen pensar que Vd. es un ser abyecto.

A Vd. no le agradó mi reseña sobre el excelente libro de Olivier Guez “La desaparición de Josef Mengele”, el tristemente célebre Ángel de la Muerte de Auschwitz que experimentaba con niños, los torturaba y después quemaba vivos:

http://cartasaofelia.com/testing/mirar.asp?TITULO=3758&ID=3758

Tampoco le agradó que al igual que mi reseña, publicara en mi página de Facebook y en los tres grupos que administro el enlace con el magnífico artículo del periódico madrileño El País: “La mujer que ‘destruyó’ a cientos de bebés para salvar a sus madres de los nazis”.  Gisella Perl, prisionera en Auschwitz, interrumpió los embarazos de todas sus compañeras al descubrir que las preñadas eran lanzadas vivas al crematorio.

https://elpais.com/elpais/2018/08/16/ciencia/1534433283_583698.html?id_externo_rsoc=FB_CC

Visité Treblinka, Lídice, Buzenbal, etc. Varias veces fui con mis estudiantes en   “El Tren de la Memoria” desde París a Cracovia y desde allí en autocares hasta  Auschwitz, acompañados por sobrevivientes del Holocausto. Quizás si Vd. fuera, su espíritu se abriría a la verdad.

Vd. afirma que se siente muy orgulloso de ser supremacista blanco. Pero me parece que hay un error distinguido señor, Vd. quizás haya sido blanco en Cuba, ahora en el ghetto en el que vive… es “latino”, no por hablar el español (cubano), sino de “raza latina”, como allí se cataloga a los que provienen del sur del río Bravo o Grande, y que Vd. califica como “indios”.

En Francia, está prohibido escribir el origen étnico de la persona en los documentos. La Raza Humana es una sola Sr. Carmona, aunque haya numerosos orígenes étnicos.

Recuerde que americanos somos todos los que nacimos desde Alaska hasta la Tierra del Fuego. Distinguido Sr. Carmona, Vd. es tan americano como cualquier haitiano, boliviano, peruano o mexicano, por solo poner algunos ejemplos.

Una amiga que le conoce me comunicó que Vd. va a misa. Yo no quería creerlo. Le recomiendo que ruegue a Dios para que expulse el odio de su pobre corazón.

Saludos cordiales- por simple formalidad-  desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Nota bene: Esta crónica aparece en mi libro «Memorias de Exilio». 370 páginas. Les Éditions du Net, 2019.  ISBN: 978-2-312-06902-9https://www.amazon.fr/Memorias-exilio-F%C3%A9lix-Jos%C3%A9-Hern%C3%A1ndez/dp/2312069024

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí