Bertrand Ndongo, el inmigrante camerunés que se hizo famoso por su apoyo a Vox, cuenta el orgullo que le corre por la sangre africana sin victimismos. Siendo consciente de la fuerza de su pueblo, está harto de que lo traten como un ser desvalido y encima con ese tono paternalista que caracteriza a los eructos del postmarxismo. Como tantos otros africanos, vivió muy de cerca los estragos del comunismo y es capaz de identificar al vuelo la demagogia progre; la misma que desde una postura eurocéntrica, pretende decirle al resto del mundo a la fuerza qué ha de pensar y de decir.

Pasen y vean:

*Recuérdese:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí