«Conspiración y jarana en Lima», novela sobre los realistas hispanoamericanos

0
248

Llevaba un servidor varios años sin publicar, desengañado de un mundo editorial que, salvo honrosas excepciones, hizo que cundiera en mí el desánimo entre otras cosas, con eso de la “autoedición”, que un autor tenga que hacer una inversión (y más en los tiempos de sempiterna crisis que nos abanderan) y hacen como que te publican… Sin embargo, una honrosa excepción vino a mí prácticamente de casualidad y, gracias a la editorial Ultima Libris, un proyecto que tenía dejado ha sido remozado y al final, publicado.

*Enlace de compra de la novela:

“Conspiración y jarana en Lima” no es una “novela histórica” o al menos, no pretendo que ello sea, porque en verdad no sé muy bien lo que es eso. Sí es verdad que he tenido que luchar entre el historiador y el novelista, porque una cosa es la historiografía y otra la literatura; siendo, eso sí, que tanto una como otra (y quizá más la segunda) contribuyen al imaginario colectivo.

Con todo, la novela está ambientada en la Lima de 1823, siendo sus protagonistas los realistas, los grandes olvidados de nuestra historia; los cuales, siendo mayoritariamente hispanoamericanos, construyeron una epopeya que ha sido negada cuando no vilipendiada. Lima, corte de Sudamérica, será un escenario de conspiración; y aun habiendo una nota política, también hay lugar para la descripción costumbrista, espiritual, folclórica… También hay humor, hay pasión, amor y traición. Se busca la verosimilitud, pero hay licencias artísticas, porque no se está ante un tratado de historia.

Además, “Conspiración y jarana en Lima” no es una novela definitiva, puesto que aspira a iniciar un mundo de ficción en el que también puede caber la colección de cuentos sobre una época apasionante de nuestra historia y que tanta pedagogía requiere. El escenario bélico y político de los últimos tiempos del Perú virreinal ofrece una inspiración pictórica y literaria que da para mucho.

No hay ni un triste recuerdo para los que defendieron la bandera del rey en América, creyéndose, tras dos siglos de discurso monolítico, agresivo e idolátrico, que aquello fue una especie de guerra de Francia contra Argelia. Bueno, en historiografía empieza a cambiar la cosa. Vamos al lío con la novela, de momento y dejemos a Andrés Molina, espía y soldado realista que llega a Lima tras haber estado en la Península, que desarrolle sus aventuras en la flor y nata de las Indias.

Deja un comentario