La colectividad castellano y leonesa inaugura expo foto en La Habana

También fue inaugurada la Biblioteca de la Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesas (Ascyl)

Con la presencia de un grupo de emigrantes, directivos y asociados de la colectividad castellano y leonesa en la capital cubana, y como parte de las actividades por el Día de Castilla y León, la titular de la Ascyl, María Antonia Rabanillo, inauguró, el 30 de abril, una exposición fotográfica en la sede social de la entidad, que recoge la presencia de los emigrantes en las entidades a lo largo de su historia, y de los  que se mantienen activos en el trabajo social.

En el propio acto también fue inaugurada la Biblioteca de la Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesas (Ascyl) que, cumpliendo un acuerdo de su Comité Ejecutivo, lleva el nombre de ‘Centro Castellano’.

María A. Pérez Guardamino, presidenta de la Comisión de Historia de la Agrupación, hizo un recuento sobre la emigración castellana a Cuba desde finales del siglo XIX, y cómo se fueron agrupando para conservar sus tradiciones mediante la fundación de casas, que constituyeron los antecedentes sobre los que se basa el trabajo actual de las entidades integradas en la Agrupación.
Explicó, además, que desde ahora los fondos de la biblioteca estarán a disposición de los asociados y sus familiares, para la consulta sobre cualquiera de los temas disponibles, constituyendo una fuente valiosa que contribuirá a la expansión de los conocimientos, el fomento de la cultura, y las tradiciones de Castilla y León, España y Cuba.
Los participantes pudieron apreciar en la galería fotográfica los retratos de todos los presidentes que han representado a la colonia de emigrantes castellanos y leoneses desde su fundación hasta nuestros días, agrupados primero en el Centro Castellano y luego en la Ascyl.
Esta exposición estará abierta de forma permanente en el Salón de Reuniones en la planta alta del local social, como homenaje a todos los que de manera desinteresada han brindado una buena parte de su tiempo y esfuerzo, en favor de la colectividad. Concluidas ambas actividades los presentes compartieron una merienda de confraternidad.
Salir de la versión móvil