Toma forma la iniciativa que reclama a Cuba la firma del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social

1
392

Los más afectados son los médicos cubanos que salen de la Isla con 55 años, porque aunque la jubilación en España es a los 65, el trabajador debe haber cotizado al menos 15 años para poder acceder a una pensión mínima.

Descarga la planilla y firma la petición

Un grupo de cubanos residentes en España ha creado una plataforma que está recogiendo firmas para que Cuba y España ratifiquen “con premura” el Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social, firmado por ambos países en la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado en Santiago de Chile en 2007. Este acuerdo permitiría a la administración española reconocer los años trabajados por los ciudadanos cubanos en la Isla, en el momento de la jubilación.

Según confirma el economista Elías Amor, ningún país del mundo reconoce a los cubanos los años cotizados en Cuba. Esta situación los pone en desventaja frente a trabajadores de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, El Salvador, Paraguay, Perú, Portugal y Uruguay, cuyos gobiernos sí han ratificado este acuerdo con el Ejecutivo español. Eso significa que, por ejemplo, a un ecuatoriano le cuentan los años trabajados en su país si se jubila en España mientras que a un cubano no.

Los más afectados son los médicos cubanos que salen de la Isla con 55 años, porque aunque la jubilación en España es a los 65, el trabajador debe haber cotizado al menos 15 años para poder acceder a una pensión mínima. De esta forma, los cubanos que han hecho toda su vida laboral en la Isla deben seguir trabajando al menos hasta los 70 años porque el tiempo cotizado en su país no cuenta.

Desde el Consulado cubano en Madrid han confirmado que el Gobierno cubano no ha ratificado el acuerdo con España, que tiene firmado. Aunque no han querido explicar los motivos, sí han aclarado que no hay ningún tipo de gestión personal que pueda hacer ningún ciudadano cubano para conseguir que su vida laboral en Cuba cuente en la península ibérica.

El manifiesto que recoge firmas en España para intentar animar a las autoridades cubanas y españolas a que ratifiquen un tratado que, según explica, beneficia a Cuba porque cuando muchos trabajadores se jubilan terminan repatriándose a la Isla.

Sin embargo, fuentes de la administración española aseguran que el problema para no firmar no es de España.

El economista Elías Amor explica que actualmente existe un Código de Trabajo recién aprobado por el Gobierno de Raúl Castro que es una copia del que tienen los países del entorno. “Muchos cubanos no sabían lo que era una paga extra, un contrato o una nómina hasta que salieron de Cuba”, indica.

Cubanos afectados por el no reconocimiento de sus años de trabajo en Cuba hablan de la pérdida de archivos en la Isla de los años anteriores a 1959.

La Plataforma por una Jubilación Digna empezó a recoger firmas en España el pasado 1 de octubre y seguirá haciéndolo hasta el 20 de noviembre. Para conseguir apoyos, defienden que esta iniciativa está al margen de cualquier intencionalidad política. Sólo reclaman el derecho de los trabajadores “que entregaron los mejores años de su vida” a su país de nacimiento.

Desde 2015 esta iniciativa ciudadana ha logrado reunir más de 10.000 rúbricas. Los interesados en apoyar la propuesta pueden contactar con esta plataforma, constituida de forma legal con sede en la Calle Santa Elena 15, 28017, Madrid. Para apoyar la propuesta hay que aportar nombre y apellidos, número de pasaporte, comunidad de residencia, fecha y firma.

MANIFIESTO CONSTITUTIVO DE LA PLATAFORMA CIUDADANA: CUBANOS EN ESPAÑA POR UNA JUBILACIÓN DIGNA

 Los países latinoamericanos y caribeños están unidos a España y Portugal por más de cinco siglos de una herencia histórico/cultural común. Precisamente las preocupaciones y problemas de estos pueblos dieron lugar al surgimiento de las Cumbres Iberoamericanas donde reunidos todos poder debatir y encontrar las mejores soluciones para la convivencia y protección reciprocas. En la V Conferencia Iberoamericana de Ministros y Máximos Responsables de la Seguridad Social, celebrada en Segovia, España, en septiembre de 2005 los representantes de los países asistentes, entre ellos Cuba, acordaron por unanimidad iniciar el proceso de elaboración de un Convenio Multilateral de Seguridad Social de la Comunidad Iberoamericana como instrumento para garantizar los derechos de los trabajadores migrantes y sus familias, protegidos bajo los esquemas de la Seguridad Social de los diferentes estados iberoamericanos, cuyos miembros en muchos casos han estado desprotegidos del derecho constitucional e incuestionable de tener una jubilación digna como resultado de su trabajo al llegar a la edad de jubilación, garantizándoles así la seguridad económica en la vejez, la incapacidad o la muerte. En la VII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en Santiago de Chile en noviembre de 2007 fue ratificado de manera unánime el Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social, con el objetivo central de beneficiar a más de CINCO MILLONES DE PERSONAS, crear una conciencia ciudadana y ayudar a los trabajadores migrantes y sus familias a obtener una pensión contributiva de vejez, invalidez o supervivencia en un espacio común; la Comunidad Iberoamericana de la que forman parte 22 países de América Latina, el Caribe y la Unión Europea. Para que este Convenio, que beneficia a la clase obrera, sea efectivo los estados firmantes deben ratificarlo y suscribirlo. Lamentablemente Cuba está entre los países que aún NO lo han hecho. Según datos, aportados por la Organización Iberoamericana de la Seguridad Social (OISS), la situación actual para la implementación del Convenio Multilateral de la Seguridad Social por países es la siguiente: Han suscrito el Convenio: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.
 (2) De estos países, once lo han ratificado por sus órganos legislativos y han depositado ya en la SEGIB, a través de la OISS, el correspondiente instrumento de ratificación y suscrito el Acuerdo de Aplicación: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Paraguay, Perú, Portugal y Uruguay. Así pues, en estos 11 países el Convenio está plenamente operativo. En el caso de Cuba, aunque en la reunión de Segovia 2005 aprobó su puesta en marcha e incluso posteriormente participó activamente en las reuniones para su aprobación una vez vigente no ha mostrado ningún interés por su reconocimiento e implementación para beneficio de la población laboral cubana migrante. Hoy por hoy los trabajadores de origen cubano residentes en España próximos o en edad de jubilación se encuentra ante la indefensión y la invalidez total sin que se reconozcan sus años trabajados en Cuba que en TODOS los casos constituyen la mayoría, cotizados igualmente a la Seguridad Social del Estado Cubano y que por derecho merecen ser tenidos en cuenta y no permanecer-existiendo el instrumento legal para ello- ignorados y, en el caso de la legislación laboral española con pronósticos más difíciles de cumplir debido a que en 2017 se exigen 15 años como mínimo cotizados a la Seguridad Social y tener 65 años y cinco meses de edad cumplidos, pero éstos se irán incrementando de manera progresiva hasta los 67 años de edad en 2027 para acceder a una pensión contributiva cuya base reguladora se calculará sobre 25 años de cotización, requisito prácticamente insalvable para la mayoría de los cubanos radicados aquí. Como obreros en Cuba entregamos los mejores años de nuestra vida en nuestro país de nacimiento y hoy nos encontramos desamparados ante la falta de acción para solucionar esta situación cuando más se necesita de la protección de una jubilación minimamente digna al llegar a la vejez y ante la incapacidad de poder continuar aportando físicamente a la sociedad con nuestro trabajo.
 (3) Como precedente de este reclamo, sin respuesta, están las más de DIEZ MIL firmas de cubanos recogidas y hechas públicas a través de de las redes sociales de internet entre los años 2015 y 2017 solicitando se atienda esta vital necesidad de los trabajadores cubanos migrantes en España Igualmente, de manera individual o grupal se han dirigido solicitudes en diversas ocasiones a través de distintos consulados radicados en España y de la propia OISS a las autoridades cubanas, en especial de médicos que han trabajado en instituciones de Sanidad Pública española sin ninguna solución hasta el momento. Al parecer no se ha tenido en cuenta que en definitiva no sólo a los que cotizamos parte de nuestro salario en Cuba beneficiaría la aplicación del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social, también lo haría al Estado y pueblo cubano, del que formamos parte, pues históricamente las estadísticas demuestran que la mayoría de los migrantes al concluir su vida laboral activa retornan a su lugar de origen y allí invierten el fruto de su trabajo para beneficio de la sociedad en su conjunto. Es por ello que de manera legal y formal nos constituimos como Plataforma Ciudadana por una Jubilación Digna por y para la implementación del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social y solicitamos con todo derecho, respeto y premura a los Gobiernos de España y Cuba, la firma y posterior tramitación por parte del Gobierno Cubano de dicho Documento ante las autoridades e instancias pertinentes, máxime cuando el mismo fue aprobado unánimemente por los 22 países miembros de la Comunidad Iberoamericana hace ya doce años,entre ellos Cuba. En Madrid, a 27 de Mayo de 2017

1 COMENTARIO

Deja un comentario