Rolando Sánchez Mejías, sin patria pero sin amo

El régimen notificó en las pasadas semanas al escritor Rolando Sánchez Mejías (Holguín, 1959) —radicado en España desde hace 20 años— que no podía entrar a la Isla, según denunció él mismo a DIARIO DE CUBA.

“Pedí la entrada para ver a mi familia y al parecer me han declarado persona non grata. Comencé los trámites hace unos meses en el consulado de Barcelona. Parecía casi un hecho (el viaje) al menos por la parte consular, pero Emigración (desde Cuba) no me habilitó el pasaporte”, explicó el escritor.

La habilitación del pasaporte es un trámite que permite al régimen negarle a determinados cubanos la entrada a su país. El Gobierno anunció que iba a eliminar la solicitud de este permiso para los emigrados, pero esta medida no se aplicará a todos.

Sobre las causas de la negativa, Sánchez Mejías detalló que la cónsul cubana en Barcelona le dijo “que ellos no dan ningún tipo de justificación. Sencillamente esa es la respuesta: que no puedo entrar a Cuba. Es un no y ya”.

Sánchez Mejías salió de la Isla en 1997 y nunca ha regresado. En Cuba tiene a su madre de 78 años y a su hermana.

“Mi madre está, digamos, en un periodo de finalización y quería verla. No era para ir de viaje a Cuba”, abundó el escritor.

Asimismo, atribuyó la negativa de entrada al país a dos posibles causas: un “castigo” del régimen o el requisito de “un pacto” con las autoridades culturales de la Isla.

“Yo pensaba que ya habían pasado 20 años y que ciertas cosas ya se habían aligerado, pero no. Lo que yo preveo es que tenga mucho ver aún con todo por lo que yo salí de Cuba: la revista Diáspora(s), que siempre les hizo poca gracia a ellos; (…) la carta abierta que publiqué en El País en 1996 en la que hablo de ciertas condiciones de la censura y coloco a Fidel Castro como el responsable”, abundó el autor.

Además del “castigo”, señaló que la otra justificación que encuentra a esta negativa radica en “que tenga que pactar algo con ellos, con las instituciones culturales. Pedirles permiso”.

Se trata de “ver hasta qué punto te puedes humillar, hasta qué punto uno cede: como han cedido bastantes cubanos, artistas plásticos y escritores que han vuelto (a Cuba) pero bajo determinadas condiciones. Esta es la tesis por la que me inclino. Pero yo no soy persona que se presta a ese tipo de jueguitos”.

“Soy persona non grata quizás porque piensan que puedo realizar cosas allí. No sé si ellos piensan que yo todavía tengo capacidad organizativa”, concluyó.

Sánchez Mejías es Pre­mio Nacional de la Crítica de Cuba en 1993 y 1994. Fue fun­dador, en 1993, en La Habana, del grupo Diáspora(s), así como de la revista del mismo nom­bre.

Algunos de sus relatos, ensayos y poe­mas han sido antolo­ga­dos y/o tra­duci­dos a var­ios idiomas. Ha publicado entre otros, los libros Cál­culo de Lin­des (Aldus, Méx­ico, 2000), Historias de Olmo (Siruela, Madrid, 2001), Cuaderno de Feldafing (Siruela, Madrid, 2004) y Cuaderno blanco (Linkgua, Barcelona, 2006).

Fuente: DDC

more recommended stories