José Manuel Presol también se distancia de Somos+

Les comparto esta Carta abierta de José Manuel Presol, quien se encontraba al Frente del Blog de Somos +, su escritor más entregado y Jefe de Editores.

Lo que sigue me ha costado sudor y sangre escribirlo, pero era necesario:

CARTA ABIERTA A LOS MIEMBROS, SIMPATIZANTES,
EXMIEMBROS Y AMIGOS DE S+

Sé que esta carta es muy larga, pero les ruego a todos los destinatarios que la lean. Espero, esa es mi intención, que sirva para ilustrar hacia donde tiene que dirigirse nuestra fidelidad: Cuba.

Estos días he oído, con bastante dolor, a muchos compañeros de S+ decir que ellos llegaron al Movimiento por Eliecer Avila. De nuevo el cáncer que ha carcomido nuestra Patria desde las primeras ideas de Independencia hasta nuestros días. Cáncer que no nos ha permitido desarrollarnos como nación y que nos ha llevado a la actual situación. Ese cáncer tiene un nombre: caudillismo. Y, por lo que he podido comprobar, a muchos les duele que use la palabra.

No, hermanos, no. A S+, o a cualquier otra organización, no se debe llegar por un dirigente o un líder, quienquiera que este sea. Hay que llegar por Cuba y por unos principios democráticos para la reconstrucción de la República.

Además, solo refiriéndonos a los hechos de las últimas semanas, no podemos pensar otra cosa más que Eliecer Avila ha perdido la razón, y la ha perdido en los dos sentidos que le da a esta expresión la lengua española: ha perdido la razón, pues es un mentiroso y manipulador que lleva años engañando a sus compañeros; y ha perdido la razón, pues sus reacciones son nerviosas, impulsivas y poco pensadas.

Para completar la anterior opinión es su reciente maniobra, en medios internos del Movimiento, de justificar la marcha de cuatro compañeras, reproduciendo un supuesto mensaje de Teo Pereira donde se comenta que ellas se han salido por amoríos con él. Primero no hemos visto ese mensaje, solo una trascripción que ha hecho. Segundo, suponiendo que exista, un cubano nunca ayuda a difundir nada sobre una (en este caso unas) mujer. Tercero, suponiendo que exista, lo que hace un hombre es poner el tema en conocimiento de las interesadas para que actúen si lo consideran oportuno. ¿Se le ha olvidado aquello de que a una mujer nunca se la debe dañar ni con el pétalo de una rosa? ¿Nunca lo aprendió? Pues es uno de los principios esenciales de nuestra cultura cubana.

S+ solo debe ser una vía, no un fin, como lo son todas las demás opciones. S+ es nada sin las aportaciones de todos los miembros y simpatizantes que están y han estado. Y todas esas vías deben, en algún momento, converger y crear la necesaria unidad para la liberación, que tiene que estar separada de los intereses personales de cualquiera.

Eliecer Avila no ha aportado nada que no sea su “momento de gloria” ante Ricardo Alarcón, del cual luego se retractó, para salvar su carrera en la UCI, en un programa televisivo organizado por Granma, y para lo cual fueron a buscarle expresamente a su casa. Tenemos compañeros como Karla Pérez que sacrificó su carrera periodística en Cuba sin someterse a las presiones del régimen y que siguen firmes luchando por la Libertad; y ahora se atreven a llamarla complotada.

El resto de lo aportado por Eliecer Avila, si lo analizamos detenidamente, ha sido realmente aportado por los que le rodean, o rodeaban, a los cuales supo atraerse hábilmente.

Yo no he llegado a S+ deslumbrado por un líder, llegué atraído por unos Principios. Pasé por un corto periodo, “controlado” por nuestra querida Titina, estudiando y repasando esos Principios. Incluso se me pidió, antes de entrar, escribir mi opinión razonada sobre el “bloqueo”. Creo que pasé la prueba porque ingresé. Esto ya no se hace, pues todo lo hace una computadora. Envías la planilla, te envían un mensaje automático de recibimiento y luego nada. Eso al menos es lo que le ha pasado a gente de España que he atraído al movimiento, han recibido el mensaje y se acabó.

Poco después de mi ingreso, conocí a Eliecer en Madrid, charlamos varias horas. La impresión no fue mala, todo lo contrario.

Recuerdo que en la conversación le hice una pregunta y tuve una respuesta, nunca olvidaré ninguna de las dos: ¿Te das cuenta de a lo que te arriesgas dentro de Cuba, el riesgo para ti, para tu familia?, la respuesta fue: Si, pero si lo interiorizas llega el momento en que lo asumes, pues es un precio que tienes que pagar por llegar a donde quieres llegar.

Ahora, muy loable como esposo y padre, Eliecer Avila traslada su persona, para bien de la criatura que viene, a Estados Unidos. Pero es que él es el Presidente de un Movimiento, no es cualquiera. Las esposas de otros miembros, o mujeres miembros, sufren sus partos y la crianza de sus hijos en Cuba, como sufren enfermedades y calamidades y no se marchan a mejores aires.

Por otra parte, desde el famoso registro en su casa, a pesar de las constantes quejas de seguimientos, acoso, etc., el Sr. Eliecer Avila y su familia entran y salen a su antojo de la Isla. Así lo ha hecho él al menos dos veces, así lo ha hecho su padre, así lo ha hecho su esposa. Mientras, la aduana castrista niega la salida a personas como Roberto Martín Valdivia (Partido 30 de Noviembre Frank País), Berta Soler (Damas de Blanco) y al Dr. Oscar Elías Biscet (Proyecto Emilia); así como la entrada a la señora Ofelia Acevedo, viuda de Payá. ¿Tiene esto algo que ver con la oferta hecha por la Seguridad Cubana a Eliecer de mantener un perfil bajo a cambio de retirar los cargos contra él, como efectivamente hicieron unos días más tarde de cerrar el acuerdo?

En estos momentos del Consejo Nacional solo están en Cuba Carlos y Joanna. Creo que debe surgirnos la duda de ¿qué pasa?

El Eliecer Avila actual no debe ser el mismo que conocí ese día o, si es el mismo, entonces me mintió.

Como he dicho, yo llegué al Movimiento por los Principios, así que tenía la intención de redactar esta carta desde el punto de vista de esos Principios, pero han pasado muchas cosas en los últimos tiempos: se han marchado muchos compañeros por diversas razones, se les está insultando sin escucharles, se me está insultando a mí, se están adoptando posiciones no dignas de quienes están luchando por la Libertad de Cuba, así que la acometeré desde otra óptica.

La actual crisis, porque es una crisis, que, si nos ponemos a analizar, se remonta a la propia fundación del Movimiento; hay crisis cuando en poco tiempo lo han abandonado, que yo sepa, compañeros tan valiosos como: Pedro Acosta (miembro del Consejo Nacional), Iliana Hernández (Coordinadora de las Provincias Occidentales y fundadora), José Luis Artiles (Coordinador en Santa Clara), Gretther Yedra (Responsable de Comunicaciones, en palabras de Eliecer Avila: “el puesto más importante después de la Presidencia, pues es nuestra cara en el extranjero”), Karla Pérez (que, como hemos dicho, sacrificó su carrera periodística en Cuba antes que traicionar a sus compañeros de causa), William Espinosa (Coordinador en Las Tunas y, si no me equivoco, fundador), etc. Hay muchos más inactivos, a la expectativa.

Y eso cuando no somos tantos como nos quieren hacer creer con insinuaciones y sus bienvenidas a nuevos miembros. En Cuba somos exactamente 37 (Pinar del Rio 1, Artemisa 1, La Habana 6, Matanzas 18, Santi Spiritus 1, Villa Clara 1, Santiago 1, Holguín 1 y Las Tunas 7), hasta la marcha de Pedro Acosta, y esta cifra incluye aquellos a los que Eliecer da la bienvenida el 24 de Octubre y que son miembros hace varias semanas. Si quitamos la “parentela”, ¿cuántos quedan?

En Miami, no sé cuántos, pero parece que todos los activos están en el chat S+ Trabajo, que suma 31 miembros de dos continentes.

En Europa se tiene una respuesta mínima, de una relación de 103 no se llega, con dudas, a la docena.

Se ha ido mucha gente buena. ¿Alguien, que no sea yo, se ha parado a preguntarse la causa?, o ¿nos vamos a conformar con la respuesta que se está dando de que son unos complotados? No podemos conformarnos con esa respuesta, que es digna de cualquier asamblea de “organización de masas” castrista para expulsar a los desafectos.

Aún peor, este nuevo episodio de la crisis, ha surgido como resultado de una reacción impulsiva, como buena parte de las suyas, de Eliecer Avila. Quién, a pesar de las palabras que me dijo, ha antepuesto su familia a Cuba. No voy a criticarle por eso, son muchos, millones, los que lo hacen cada día. Pero Eliecer Avila, como Presidente de S+, tenía que haber hecho comunicación de su intención de abandonar el país, poner su cargo a disposición y dejar que el Consejo eligiese, provisionalmente, su sustituto hasta la celebración de elecciones; pero no, como caudillo que es, nombró (con una autoridad que no tiene) un trío de gestores. Debo recordar que, no hace tanto, se expulsó de S+ a Manuel Díaz Mons, último Coordinador Nacional, por, utilizando los medios y contactos del Movimiento, intentar quedarse en el extranjero.

Uno de esos tres “suplentes” nombrados, Pedro Acosta, en total acuerdo con los otros dos (según palabras de Carlos Macías), se dirigió a varios destinatarios informándoles de la ausencia del Presidente y dándoles los nuevos contactos. ¡Enorme pecado! Inmediatamente se despertaron las suspicacias de Eliecer; ¡alguien podría arrebatarle el trono! Inmediatamente reaccionó con un comunicado, que nadie entendió, salvo él y algunos allegados. Se le pidieron explicaciones. Se realizó una videoconferencia con presencia de miembros del exterior, donde, a pesar de las peticiones, no se presentó el documento del “pecado”, aunque si había que juzgar sobre él, resultando que la principal causa de la indignación del Sr. Presidente es que se hablaba de “ausencia indefinida”.

Pues sí, esa ausencia es indefinida, pues a pesar de habérsele preguntado varias veces, Eliecer Avila nunca contestó a la pregunta de para cuando estimaba su regreso. Allí se “descubrió” que Eliecer ha vendido su casa y todas sus propiedades antes de salir de la Isla, replicando, por boca de Rachell, su esposa, que eso son cosas particulares y que siempre podría regresar, antes de los dos años que marca la Ley (por cierto una ley castrista), a casa de su papá. Pues no, porque Eliecer Avila (padre) también ha puesto en venta su casa, y posiblemente ya haya sido vendida en esta fecha y, por si fuera poco, Roxana Arias, mamá de Rachell, también ha vendido la suya. En una palabra es todo muy extraño y muy probable que el regreso no exista.

En esa videoconferencia solicité reiteradamente elecciones. Debió oírseme tanto que recordaron que tenían que celebrarlas (ya en 2016) y poco después se publicó la convocatoria. Debían ser en 2016, pero Eliecer Avila dice que la existencia de S+ el primer año fue virtual y no cuenta. Me imagino que tan virtual como la inmensa organización con la que pretende engañarnos. Ya hablaremos de las elecciones más adelante.

También en esa videoconferencia intervino bastante Rachell, que hasta llegar a USA no aparecía en casi nada. Eliecer se retiró para no influir. Ella si influyó todo lo que pudo, es su derecho. Pero otro recuerdo: a poco de mi ingreso en el Movimiento se expulsó a un matrimonio de Florida, él se llamaba Guennady Rodríguez y ella Yiset Torres. Su falta era, según se me dijo, coordinarse en su voto en las reuniones e influir en sus compañeros para obtener el resultado que querían. ¿Qué pensar?

Otro detalle de esa videoconferencia es que Ivanova Irizarry expulsó de la misma a la hija de Pedro Acosta que, lógicamente, defendía a su padre, alegando que no era miembro y no podía estar presente. Quizás no debiera estar presente, pero si tenía la membresía suficiente para, hace pocos meses, realizar actividades digamos “delicadas”. ¿Verdad Eliecer?

Ahora paso a hablar de la más monumental de todas las chapuzas de Eliecer Avila en estos días: las elecciones y su “reglamento”.

Ha llegado el momento de las elecciones. No sé si será por la escandalera que formé exigiéndolas en la videoconferencia ya mencionada, pero ahora aparece la convocatoria de forma repentina y con un reglamento del que vamos a hablar. Este reglamento, para no andarlo repitiendo, se puede encontrar en: http://somosmascuba.com/reglamento-para-las-elecciones-pre…/

Lo primero que llama la atención es que es el acuerdo número 1 del Consejo Nacional. ¿Es que en toda su existencia el Consejo no ha tomado ninguna decisión hasta ahora? Poco han trabajado en 4 años.

Lo segundo es que está fechado el 19 de Febrero de 2017. ¿Por qué se tarda 8 meses en hacerlo público? ¿Es que se está presionado por algo?

Tercero una mentira demasiado clara, como en los documentos del PCC, se dice que “es resultado de un amplio y prolongado proceso deliberativo llevado a cabo en todas las estructuras del Movimiento”. Mentira y, repito, mentira. No he sido capaz de encontrar un solo miembro de los que he contactado en Europa, USA y Cuba, que me haya dicho que se le haya consultado. Ustedes no han consultado más que lo que consultan los comunistas cubanos, a los que dicen combatir, pero de los que han aprendido sus métodos. Por cierto, escriben deliberativo con v las dos veces, la primera es con b; para algo se creó el equipo de editores, que la situación que han provocado ha desorganizado.

Se dice que las elecciones las convocará el “Secretario de Constitucionalidad” (art 1). Entonces, ¿por qué las convoca el Secretario de Institucionalidad? ¿Hay Duplicidad de funciones? ¿No se le ha nombrado? ¿Otro descontrol más? Ateniéndonos al pie de la letra, las elecciones no están convocadas según su propio reglamento.

Pero lo más importante no es lo anterior, lo más importante es que el Reglamento, supongo que para justificar el retraso en la convocatoria de elecciones, dice que “Cada cuatro años el Consejo Nacional convocará…”. Eso es radicalmente ilegal, las Bases y Principios del Movimiento indican en su página 8, Derechos de los Miembros, Segundo Derecho, lo siguiente: “Voz y voto para elegir, cada tres años, al consejo que presidirá el movimiento”.

Más adelante, el artículo 12 dice que la convocatoria debe hacerse en dos formatos (escrito y video). No se ha realizado el video, al menos no ha salido en ningún sitio oficial, luego siguen sin estar convocadas las elecciones.

La Comisión Electoral será nombrada a propuesta del Consejo Nacional (art 2). ¿En qué proceso electoral democrático se ha visto que el órgano a ser renovado (se supone que junto al Presidente) sea quien elige al órgano que regula la renovación? Se lo digo: en los procesos electorales de los países regidos por el comunismo. ¿No han aprendido ustedes nada en los viajes al extranjero para estudiar procesos electorales democráticos en diversos países?

En ese reglamento se priva de derechos a los miembros en el extranjero, a pesar de que, posiblemente, sean mayoría, y ser los que, con su trabajo, hacen posible el blog, el boletín, los videos, etc. Eso sin mencionar las aportaciones económicas de esos miembros, de las que lleva años sin dar explicaciones la responsable Ivanova Irizarry. Se priva a los “de fuera” de formar parte de la Comisión Electoral (art 3) y de la posibilidad de ser Presidente (art 4). Además eso está en contra de las Bases y Principios (página 7, “Relación con los Residentes en el Exterior), donde se dice: “De manera que sería un engaño y un fraude intolerable, no considerar a los residentes en el exterior como lo que son, cubanos como tú y como yo, con todos los derechos…”. Si nos atenemos a ese bloqueo a los “de fuera”, ni el propio José Martí hubiese podido ser Presidente de S+. Un poco prepotente eso, ¿verdad?

Según el artículo 5, podrá ser Presidente toda persona que alcance el 50%+1 de los votos y reúna las condiciones del artículo 3. Señores, se les nota demasiado el apresuramiento en convocar estas elecciones. El artículo 3 no habla de eso habla de otra cosa y ¿qué pasa si hay 3 candidatos y uno tiene el 40%? ¿No puede ser Presidente? Esto es lo que han aprendido. Parece que son unos alumnos algo torpes.

Otro apresuramiento: hay dos artículos 4.

El segundo artículo 4, dice que el número de candidatos será proporcional al número de miembros. Otro detalle dictatorial. Todo miembro tiene derecho a postularse como candidato, sin tener en cuenta nada, simplemente su voluntad. ¿Otro vicio heredado de la forma de actuar del castrismo? Señores: un cubano un voto, tanto en el derecho a elegir como en el derecho a ser elegido.

Según el artículo 7 las elecciones se efectuarán en el mes de diciembre del último año del “Presidente en funciones”. En ningún sitio se dice que es un “Presidente en funciones”. ¿Dónde lo pone? ¿Qué cargo es ese?

Para rematar, según el artículo 14, Eliecer Avila, si no se presenta o es reelegido, pasa a ser Presidente Honorario y se le dará un emblema especial. Pero bueno, quien ha redactado el reglamento piensa que estamos en la época soviética poniendo medallitas y conservando a perpetuidad los cargos. Sinceramente, creo que ni los Castro lo han hecho mejor, quizás igual, pero no mejor.

No, para rematar de verdad, lo siguiente: el Reglamento solo puede ser modificado por un proceso igual (art 16). ¿Quiere eso decir mediante alguien que se sienta en una mesa a escribir cosas sin sentido que luego se dice se han consultado con todos?

Como comprenderán los lectores, tras todo lo anterior, y lo que me callo, no me queda otra opción que anunciar mi salida como miembro de S+, si bien, como ya he dicho, eso es solamente una vía, hay otras muchas vías de acción y lucha por la Libertad.

A mis compañeros, que lo son y lo seguirán siendo, un consejo: no perdonen nunca los despistes y mentiras de un político, en cuanto lo hagan unas cuantas veces, darán nacimiento a un dictador.

A Eliecer Avila, recordarle dos cosas:

1) Las palabras del Dr. Ariel Ruiz Urquiola, que, por cierto, no has divulgado mucho: “…cualquier cosa menos guajiro, cualquier cosa menos mi voto a una candidatura como Presidente de Cuba.”

2) Las palabras de un gran Presidente americano, Abraham Lincoln: “Se puede engañar a todo el mundo algún tiempo…se puede engañar a algunos todo el tiempo…pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo”.

En el exilio de España, Madrid (mi segunda “cuna”), a 1 de Noviembre de 2017.

Fdo.: José Manuel Presol Rodriguez

more recommended stories